Ir a contenido

CARRERA ARMAMENTÍSTICA

Imágenes de satélite sugieren que Arabia Saudí tiene una fábrica de misiles

Este arsenal puede llevar ojivas nucleares a miles de km y es un paso previo a un programa atómico

La estrategia bélica saudí contra Irán se ha intensificado desde que Bin Salmán es heredero al trono

Ana Alba

Imagen de satélite de Planet Labs Inc. que ha sido analizada por expertos del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, en las que aprecian una posible fábrica de misiles en la base de Al Watah, en Arabia Saudí.

Imagen de satélite de Planet Labs Inc. que ha sido analizada por expertos del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, en las que aprecian una posible fábrica de misiles en la base de Al Watah, en Arabia Saudí. / AP

Arabia Saudí podría haber construido una fábrica de misiles balísticos, según muestran unas fotografías de satélite. Analistas de este tipo de imágenes y expertos en armamento creen que las sospechas casi pueden confirmarse. Si es cierto,  sería la primera fábrica de misiles balísticos que se descubre en territorio saudí.  Las ambiciones militares de esta monarquía que nada en petróleo han aumentado en los últimos años, especialmente desde que Mohamad bin Salmán, de 33 años, es el heredero al trono.

La fábrica estaría situada en la base de misiles de Al Watah, al suroeste de Riad, la capital del reino. En sus instalaciones, los saudís podrían estar manufacturando sus propios misiles balísticos para competir en una carrera armamentística con su gran rival en Oriente Próximo, Irán, muy criticado por Arabia Saudí a causa de su programa balístico.

La monarquía del Golfo Pérsico no cuenta con armas atómicas, pero los misiles balísticos pueden llevar ojivas nucleares a miles de kilómetros de distancia y la fabricación de este tipo de proyectiles, según los expertos, es un paso previo importante al desarrollo de un programa nuclear.

Base identificada en el 2013

El príncipe heredero saudí indicó el año pasado que su reino no dudaría en desarrollar armas nucleares si Irán lo hacía. El semanario 'Jane's Defence Weekly', especializado en asuntos militares y defensa, identificó la base de Al Watah, cercana a la ciudad de Al Dawadmi, a unos 230 kilómetros al oeste de Riad, en el 2013, y sugirió que sus dos plataformas de lanzamiento parecían estar orientadas para atacar a Israel e Irán, con misiles que el reino saudí podría haber comprado a China.

Las imágenes de satélite tomadas el pasado noviembre y que publicó por primera vez el periódico estadounidense 'The Washington Post' muestran unas estructuras en Al Watah que parecen tener capacidad para construir y alimentar este tipo de armamento. Se aprecia también algo similar a una plataforma como las que se utilizan para llevar a cabo pruebas con proyectiles.

Los primeros en advertir estas imágenes fueron Jeffrey Lewis, experto en armas nucleares del Middlebury Institute of International Studies en Monterey (California), y su equipo, que las descubrieron observando fotografías de satélite de Oriente Medio.

Proyectiles de combustible sólido

Según Lewis, Al Watah "ya no es solo una base de misiles". "La posibilidad de que Arabia Saudí vaya a fabricar misiles de largo alcance y persiga tener armas nucleares... Imaginamos que no pueden. Pero quizás estamos subestimando su deseo y sus capacidades", afirmó Lewis, citado por 'The Washington Post'. 

No está claro si las nuevas instalaciones del complejo ya están operativas. En las fotografías de satélite no se observan vehículos en las zonas de aparcamiento. Los expertos creen que se han diseñado probablemente para producir misiles de combustible sólido.

Este tipo de proyectiles suelen ser más buscados que los de combustible líquido porque se pueden ocultar mejor, lanzarse más rápidamente y almacenarse durante mucho tiempo. Los expertos se preguntan cómo Arabia Saudí ha obtenido la formación y conocimientos necesarios para construir las instalaciones para misiles balísticos, pero apuntan que China podría ser la responsable, ya que las estructuras que se ven en las imágenes son similares a las que utilizan los chinos.

Posible ayuda de China

Pekín ha vendido misiles balísticos a Riad en el pasado y ha ayudado a otros países a desarrollar su capacidad para producirlos, pero niega su vinculación con las instalaciones saudís. "Nunca he oído hablar de algo como que China ayude a Arabia Saudí a construir una base de misiles", declaró la portavoz del ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, a la agencia Associated Press.

Ni Arabia Saudí ni China son miembros del Régimen de Control de Tecnología de Misiles, un grupo cread hace 31 años para limitar la proliferación de proyectiles capaces de transportar armas de destrucción masiva como bombas nucleares.

Los saudís, junto con Israel y Estados Unidos, están totalmente en contra del programa de misiles balísticos de Irán y lo consideran una amenaza regional. Si se confirmara que Riad sigue un programa similar, las estrechas relaciones con Washington podrían tensarse.