Ir a contenido

tormenta fatal

El vórtice polar deja 11 muertos en EEUU y pone al límite sus infraestructuras

Los meteorólogos apuntan a que las temperaturas volverán a subir durante el fin de semana

Ricardo Mir de Francia

Dos fotógrafos toman imágenes de la tormenta sobre la ciudad de Chicago.

Dos fotógrafos toman imágenes de la tormenta sobre la ciudad de Chicago. / AFP / SCOTT OLSON

El vórtice polar que envuelve extensas regiones de Estados Unidos con temperaturas frígidas que están batiendo récords históricos y dejando estampas más propias del Ártico sigue haciendo estragos en el Medio Oeste del país. La ola de frío ha paralizado buena parte del transporte, ha obligado a cerrar fábricas y colegios, está generando problemas en las infraestructuras y ha disparado las visitas a los hospitales. La predicción es que las temperaturas aumenten en los próximos días a medida que el vórtice se desplaza hacia el este, pero los termómetros han vuelto a dejar registros inauditos en una región acostumbrada a los inviernos más crudos. En International Falls (Minnesota) los termómetros llegaron a alcanzar los 42 grados bajo cero, según el Servicio Nacional de Meteorología. 

La alerta está dejando grandes gestos de humanidad y suficientes dosis de tragedia. En Chicago una persona anónima se ofreció a pagar habitaciones de hotel para 70 personas sin techo que vivían acampadas a la intemperie, después de que los bomberos les confiscaran las bombonas de propano que usaban para calentarse tras la explosión de una ellas. Las autoridades han advertido que la exposición al frío, con una sensación térmica que en Chicago rondaba los 35 bajo cero el jueves por la mañana, puede resultar mortal. Hasta ahora se han contabilizado 11 muertes vinculadas a las temperaturas extremas, según la CNN. En Milwaukee un hombre de 55 años murió mientras quitaba nieve en la calle y en la Universidad de Iowa falleció un estudiante de 18 años durante la madrugada, posiblemente de hipotermia. En Illinois, al menos 30 personas tuvieron que ser atendidas en las salas de emergencia con síntomas de congelación e hipotermia.

Cañerías congeladas

Las corrientes heladas se están también cebando con las infraestructuras, a medida que algunas vías del tren se resquebrajan, las cañerías se congelan o los sistemas eléctricos ceden a la presión o a los accidentes causados por la nieve y las ráfagas de viento. La compañía eléctrica de Minnesota ha pedido a la población de algunas regiones del estado que fije sus termostatos en una temperatura máxima de 17 grados centígrados para que el sistema no se colapse por desabastecimiento de gas.  

Hasta ahora se han cancelado más de 2.700 vuelos en todo el país, así como cientos de trenes. En estados como Michigan, General Motors ha detenido la actividad en 13 de sus plantas después de que prendiera fuego una de las instalaciones de la compañía eléctrica. Se espera que durante el fin de semana las temperaturas vuelvan a subir dando un respiro muy necesario a la región. La previsión para el sábado en Chicago apunta a 4 grados centígrados.