Ir a contenido

CRISIS POLÍTICA

EEUU deja a Maduro sin los ingresos de Petróleos de Venezuela

Trump dicta una orden ejecutiva con la sanción, que se levantará cuando se transfiera control a PDVSA a Guaidó

Idoya Noain

Nicolas Maduro asiste a la ceremonia de apertura al año judicial  en Caracas  Venezuela. EFE Cristian Hernandez

Nicolas Maduro asiste a la ceremonia de apertura al año judicial  en Caracas  Venezuela. EFE Cristian Hernandez / EFE

La Administración de Donald Trump intensifica la presión sobre Nicolás Maduro. Este lunes el presidente de Estados Unidos ha firmado una orden ejecutiva que impone sanciones contra Petróleos de Venezuela (PDVSA), y deja al régimen de Caracas sin una fuente de ingresos fundamental. Todas las propiedades de PDVSA sujetas a jurisdicción de EEUU quedan bloqueadas, lo que según Washington representa 7.000 millones de dólares, y los ciudadanos y empresas estadounidenses tienen prohibido, salvo algunas excepciones, realizar transacciones con la empresa.

Aunque se permite mantener algunas operaciones ya en marcha de CITGO Petroleum, una unidad de PDVSA con base en Houston, la empresa no podrá enviar dinero al régimen de Maduro. Tendrá que colocar el dinero de esas transacciones en cuentas bloqueadas en EEUU, de donde los fondos solo se liberarán cuando la petrolera estatal sea traspasada a Juan Guaidó, a quien EEUU reconoce como presidente interino, o a un gobierno futuro “democráticamente elegido”.

"Vehículo de corrupción"

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, han comparecido en la sala de prensa para anunciar las sanciones. En esa comparecencia Mnuchin ha denunciado que la petrolera estatal venezolana “ha sido durante mucho tiempo un vehículo para la corrupción” y los dos altos cargos han asegurado que “EEUU hace rendir cuentas a los responsables del trágico declive de Venezuela y seguirá usando todas las herramientas diplomáticas y económicas para apoyar al presidente interino Juan Guaidó, la Asamblea Nacional y los esfuerzos del pueblo venezolano para restaurar su democracia”.

El senador republicano de Florida Marco Rubio ha aplaudido las sanciones en un comunicado emitido antes de que estas se anunciaran. “El petróleo pertenece al pueblo venezolano y por lo tanto el dinero que PDVSA gana de sus exportaciones ahora será devuelto al pueblo a través de su gobierno constitucional legítimo”, ha dicho.