Ir a contenido

Escándalo político

La Justicia peruana tramita el desafuero de un congresista por acoso sexual

Moisés Mamani fue denunciado por haber realizado tocamientos a una azafata brasileña y este caso ha provocado indignación entre los congresistas de Perú

El Periódico

El congresista del partido fujimorista Fuerza Popular, Moisés Mamani fue suspendido por el Congreso por 120 días par ainvestigar el escándalo sexual. Reuters

El congresista del partido fujimorista Fuerza Popular, Moisés Mamani fue suspendido por el Congreso por 120 días par ainvestigar el escándalo sexual. Reuters

El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, envió al titular del Congreso de Perú, Daniel Salaverry, el expediente para desaforar al parlamentario fujimorista Moisés Mamani denunciado por tocamientos indebidos contra una tripulante brasileña en un vuelo comercial.

El presunto delito cometido por el parlamentario, se produjo el 14 de noviembre pasado durante el embarque de un vuelo comercial de la aerolínea Latam, cuando según la denuncia tocó el trasero de la mujer. El juez Delfín Gavilano aprobó, el pasado 28 de diciembre, el pedido fiscal de levantamiento de la inmunidad parlamentaria de Mamani y lo remitió a la Corte Suprema de Justicia, para que envíe el documento al Parlamento.

Indignación entre congresistas

El congresista ya había sido suspendido por el Congreso por 120 días para que sea investigado por este delito, penado con hasta con ocho años de prisión, y de la misma forma fue separado de la bancada del partido fujimorista Fuerza Popular por estos hechos.

Mamani se defendió, de la suspensión, diciendo que lo querían condenar “por dichos y suposiciones”, a pesar de que la denuncia por tocamientos indebidos, que fue presentada por la jefa de cabina de Latam, ha sido respaldada por testigos y la propia empresa.

“Si hoy me voy sancionado, me voy con la frente limpia y regresaré por la puerta grande”, señaló antes de que su abogado generara la indignación de varias legisladoras, al indicar que “científicamente” se ha demostrado que un tocamiento indebido “no se da de la cintura para abajo, sino en sentido inverso”.

Lo bajaron del avión

En un primer momento, Mamani negó que hubiera sido bajado del avión por esa causa y dijo que sufrió una descompensación por la diabetes que padece, pero luego sostuvo que “pudo rozar” a la tripulante. Tras ese incidente, Mamani bromeó en sus redes sociales en alusión a la denuncia en su contra diciendo que “esta es la mano, ¡zas!”, lo cual generó el rechazo del ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

El legislador Mamani se hizo conocido el año pasado cuando denunció haber grabado a su colega Kenji Fujimori, cuando le ofrecía favores políticos a cambio de votar en contra de la destitución del entonces mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

Tras el escándalo protagonizado por Mamani, que involucró también a un ministro y funcionarios del Gobierno, Kuczynski renunció a la presidencia de Perú debido a las sospechas de sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht y fue reemplazado por su vicepresidente, Martín Vizcarra.