Ir a contenido

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

Los ojos del Yemen

Ahmad Algohbary, periodista yemení, padece problemas de visión que necesitan atención médica especializada

Alex Bustos

Ahmad Algohbary , ataviado con el traje típico de su país con la jambiya (daga ornamental), informa desde Saná, la capital del Yemen.

Ahmad Algohbary , ataviado con el traje típico de su país con la jambiya (daga ornamental), informa desde Saná, la capital del Yemen. / Ahmad Algohbary

Ahmad Algohbary se encuentra en El Cairo (Egipto) a la espera de un visado que le permita llegar a Barcelona para recibir asistencia médica. Este periodista 'freelance' padece "queratocono", una patología que deforma la córnea y genera problemas de astigmatismo. 

Se quiere tratar en el Instituto de Microcirurgía Ocular de Barcelonacentro de reconocido prestigio en oftalmología. En la entidad privada se le haría un primer diagnóstico y si fuera necesario, se le practicaría un trasplante de córnea. 

"Cuando acabe mi tratamiento en Barcelona volveré al Yemen para seguir con mi trabajo"

Ahmad Algohbary

Algohbary lamenta que "después de conseguir todos los papeles necesarios", incluidos datos bancarios que demuestran que puede pagar el tratamiento y la estancia, no le dieran el visado en Amán por "no ser residente en Jordania". Tras unos días de incertidumbre, le llamaron de la embajada española de la capital jordana para decirle que "podía pedir el visado en la embajada de El Cairo", donde se encuentra en la actualidad a la espera de una respuesta.

"Quiero arreglar mi problema de vista. Y después de esto quiero volver a mi país para escribir sobre la crisis humanitaria", insiste el yemení. Además de su labor periodística, también da asistencia a familias y niños a través de la fundación caritativa Hope and Relief . "Ayudo como puedo con cestas de comida (...) Reparto miles de ellas" explica. 

'Freelance' en Yemen

Ahmad Algohbary trabaja sobre el terreno para explicar la guerra y las consecuencias del conflicto armado en el Yemen. Este reportero actualmente vive e informa desde Saná, la capital yemení y en manos de los rebeldes hutís.

El reportero es conocido por colaborar en medios como 'The Guardian'Al Jazeera o 'The New York Times'. En el diario estadounidense participó en un revelador trabajo de investigación sobre bombas de fabricación italiana usadas por el Ejército de Arabia Saudí. "Mi cámara es mi principal fuente de ingresos", explica Algohbary, pues aunque también ha escrito para algunos medios, las imágenes que vende a revistas y diarios de todo el mundo le permiten seguir con su labor.

A lo largo de los primeros años del conflicto en el Yemen entre la coalición que apoya a Abd Rabbuh Mansur Hadi (en ella participan Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Sudán y Bahrain), presidente del país, y los rebeldes hutís, estuvo rodando junto con otro periodista un documental en 360 grados que fue premiado con el galardón a la 'Excelencia a la historia immersiva' por los Premios del Periodismo Online. 

Emergencia humanitaria

Desde que empezó el conflicto entre los rebeldes y el Gobierno de Hadi en el 2015 han muerto más de 50.000 personas14 millones de yemenís corren riesgo de pasar hambre (cerca de la mitad de la población) y hay aproximadamente 190.000 desplazados a otros países vecinos.

Los ataques han sido especialmente duros en el oeste, la zona rebelde. También ha habido combates en el sur, en la zona de Adén, la capital de la facción gubernamental. La coalición pro-Hadi ha bombardeado la población civil y destruido infraestructuras como colegios, mercados u hospitales. Naciones Unidas les acusan de crímenes de guerra.

Los hutís también están señalados por las organizaciones de derechos humanos. El Programa Mundial de Alimentos ha acusado a las milicias rebeldes de quedarse con los recursos destinados a la población para distribuirla entre los combatientes o venderla. Desde Al Masirah, medio de comunicación relacionado con los hutís, han negado esta afirmación.  Reporteros sin Fronteras ha denunciado que los rebeldes tienen presos a 10 periodistas en malas condiciones de salud.

Además del conflicto entre ambos bandos también existen células de Estado Islámico en la región.

Los principales países que venden armas a Arabia Saudí, uno de los actores más importantes del conflicto, son en este orden, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y España. Aunque ha habido negociaciones entre ambos bandos de la guerra, a día de hoy sigue habiendo enfrentamientos y bombardeos en el país. En estas conversaciones de paz se ha hablado de intercambiar prisioneros pero no se ha respetado el alto al fuego que se acordó en Estocolmo. 

Temas: Yemen