Ir a contenido

Crisis en el gobierno brasileño

Autoridades financieras detectan pagos "atípicos" del hijo mayor de Bolsonaro

Esto es parte de una investigación que involucra al senador Flavio Bolsonaro por depósitos de los cuales no ha podido explicar el origen de ese dinero que suma unos 300 mil dólares

El Periódico

Flavio Bolsonaro  son of Jair Bolsonaro  far-right lawmaker and presidential candidate of the Social Liberal Party  PSL   salutes as he arrives to record an electoral program for television in Rio de Janeiro  Brazil  REUTERS Sergio Moraes File Photo

Flavio Bolsonaro  son of Jair Bolsonaro  far-right lawmaker and presidential candidate of the Social Liberal Party  PSL   salutes as he arrives to record an electoral program for television in Rio de Janeiro  Brazil  REUTERS Sergio Moraes File Photo

El Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf) de Brasil detectó el pago "atípico" de títulos de la Caja Económica Federal por más de un millón de reales (casi 300 mil dólares), hechos por el senador electo Flavio Bolsonaro, hijo mayor del presidente brasileño.

Este tipo de operaciones resulta muy similar a las atribuidas a Fabricio Queiroz, exasesor del senador electo Flavio Bolsonaro, indicaron fuentes de la prensa brasileña. El hecho, revelado por una pesquisa que data de 2016, se registra luego de que la Corte Suprema de Brasil ordenó suspender provisoriamente la investigación de movimientos financieros atípicos en una cuenta bancaria de Queiroz, por 1.2 millones de reales (300 mil dólares), al parecer incompatibles con sus ingresos.

Flavio Bolsonaro se enoja

En lugar de alguna explicación, Flávio Bolsonaro acusó en su cuenta de Facebook al Ministerio Público de Río de Janeiro de violar el secreto bancario "sin autorización judicial", y calificó los señalamientos como una "mentira" y una "historia que inventaron sobre depósitos en mi cuenta".

El portal del diario brasileño Jornal do Brasil apuntó que la falta de una explicación "plausible" para las operaciones de Flávio Bolsonaro "incomodó" a integrantes del equipo del ministro de Justicia y Seguridad Pública, el exjuez Sergio Moro, quien ha hecho de la lucha a la corrupción su bandera política.

La víspera, Flávio Bolsonario visitó a su padre, el presidente de Brasil, mientras se esperaba alguna explicación, cuya ausencia ha provocado "gran descontento" entre los colaboradores de Moro y los militares integrados al gobierno, según el diario, aunque la postura oficial es que no hay riesgo de una "crisis de gobierno".

Operación "rachadinha"

Según un informe, obtenido y divulgado por el noticiero Jornal Nacional, del canal Globo TV, el senador electo habría recibido en su cuenta bancaria, entre junio y julio de 2017, 48 depósitos por un valor total de 96 mil reales (30 mil dólares), sin que fuera posible detectar el origen de los depósitos.

De acuerdo con el informe de COAF, Flávio Bolsonaro esos se hicieron en el cajero automático de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.  La sospecha, de acuerdo con el informe, es que empleados de la oficina de Flavio Bolsonaro depositaban en las cuentas del ahora senador electo parte de sus salarios, en una operación conocida como "rachadinha".

Un segundo reportaje indicó que Bolsonaro hijo, pagó un título por un millón 16 mil 839 reales, del cual el COAF no pudo identificar al beneficiario, ni fechas y otros detalles de la transacción.

Casos similares

Las operaciones en la cuenta del senador electo son similares a las realizadas por Queiroz, que movilizó 1.2 millones de reales en transacciones sospechosas entre enero de 2016 y enero de 2017, según el diario O Estado de Sao Paulo.

La investigación sobre las transacciones financieras de Queiroz se inició hace seis meses y se enfoca en la sospecha de prácticas de lavado de dinero o "ocultación de bienes, derechos y valores" en la oficina de Flávio Bolsonaro en la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro (Alerj).

El documento fue elaborado por los técnicos de COAF hace un año, en enero de 2018, y anexado a los registros de la Operación Furna de Onza, que en noviembre del año pasado detuvo a diez diputados locales de Río sospechosos de recibir sobornos.

El vicepresidente del Tribunal Supremo (STF), ministro Luiz Fux, respondió a una solicitud de Flávio Bolsonaro y ordenó la suspensión de la investigación. Sin embargo, el relator del caso, Marco Aurélio Mello, precisó que examinará la queja del senador electo, y advirtió que se debe rechazar la solicitud después del final del receso judicial.