Ir a contenido

Elecciones en los EEUU

El exabogado de Trump acepta que pagó para amañar encuestas electorales

Según reconoció Michael Cohen, fue el encargado de negociar con expertos en informática para poner al ahora presidente, como líder en los sondeos

El Periódico

Michael Cohen  U S  President Donald Trump s former lawyer  arrives for his sentencing at United States Court house in the Manhattan borough of New York City  REUTERS Jeenah Moon File Photo

Michael Cohen  U S  President Donald Trump s former lawyer  arrives for his sentencing at United States Court house in the Manhattan borough of New York City  REUTERS Jeenah Moon File Photo

En una revelación que complica aún más el caso, Michael Cohen, el exabogado personal del presidente estadounidense, Donald Trump, aceptó que pagó alrededor de 13.000 dólares a un informático a cambio de amañar encuestas en internet para favorecer al entonces candidato, de cara a obtener la nominación del Partido Republicano para las elecciones de 2016.

Según reveló el Wall Street Journal, Cohen entregó esa cantidad al dueño de la empresa RedFinch Solutions, John Gauger, en una bolsa de la cadena comercial Walmart en su despacho de la Torre Trump, además de darle un guante de boxeo que habría pertenecido a un experto en artes marciales brasileño.

Beneficiar a Trump

Cohen confirmó la información del Wall Street Journal en la red social Twitter, en la que afirmó que lo hizo "bajo la dirección y con el único beneficio de Trump", y añadió que se "arrepiente" de su "lealtad ciega a un hombre que no se lo merece", en referencia a su antigua relación profesional con el presidente estadounidense.

De acuerdo con el rotativo, Cohen habría contactado con Gauger, con quien tenía relación anterior, para que diseñara un programa informático que pusiera a Trump en primera posición en diversas encuestas online.

Cohen encargó a Gauger en enero de 2014 ayudar a Trump en una encuesta a través de internet de la cadena estadounidense CNBC en la que se pedía identificar a los principales líderes de negocios del país, aunque el informático no consiguió situarlo entre los cien primeros puestos.

En febrero de 2015, cuando Trump ya hacía preparativos para su campaña presidencial, Cohen le pidió hacer lo mismo para un sondeo de Drudge Report sobre potenciales candidatos republicanos, donde el magnate quedó quinto, con 24.000 votos y un 5 % del porcentaje total.

A cambio, Cohen le prometió un pago de 50.000 dólares, aunque Gauger solo reconoce haber recibido el efectivo en la bolsa de compra. También le aseguró conseguirle un puesto en la campaña de Trump y le puso en contacto con dos responsables de su equipo, aunque no llegaron a contratarle.

Otros pagos polémicos

Aunque Cohen nunca entregó la cifra completa, el abogado requirió a Trump el reembolso de 50.000 dólares, de forma conjunta con los pagos efectuados a la actriz porno Stormy Daniels por los que fue condenado el pasado mes de diciembre, alcanzando un total de 180.000 dólares, más un bonus de 60.000 dólares y 180.000 para cubrir los impuestos que tendría que pagar.

Cohen no especificó para qué eran estos gastos, según ejecutivos de la compañía de Trump citados en el reporte, aunque tampoco le preguntaron cuáles eran esos "servicios tecnológicos" por los que estaba pidiendo el reembolso. "Si quedó algo claro, es que Michael Cohen no es alguien de fiar", afirmó citado en el reportaje el actual responsable legal de Trump, Rudy Giuliani, que acusa a Cohen de haber robado a la organización.