Ir a contenido

Efecto #MeToo

Empleados de la ONU reconocen haber sido víctimas de acoso sexual

Una encuesta realizada por la consultora Deloitte señala que más de un tercio de los trabajadores de las Naciones Unidas, ha sufrido algún tipo de abuso de este tipo

El Periódico

United Nations headquarters building, designed by Brazilian architect Oscar Niemeyer, in New York. (AP Photo/Osamu Honda, File)

United Nations headquarters building, designed by Brazilian architect Oscar Niemeyer, in New York. (AP Photo/Osamu Honda, File) / AP

Un tercio de los empleados de la ONU reporto algún tipo molestia, acoso o abuso sexuales al menos una vez en los últimos dos años, esto según un sondeo realizado por Deloitte y difundido por las propias Naciones Unidas.

A pesar de que la proyección fue completada con poco más de 30 mil personas lo que suponen aproximadamente el 17% del personal de la ONU, algo que el secretario general, Antonio Guterres, definió como una tasa de respuesta "moderadamente baja", de este total de encuestados el 33% reconoció que ha sido víctima de algún tipo de abuso sexual.

Entre los casos más comunes, “hay historias o chistes sexuales ofensivos, comentarios ofensivos sobre el cuerpo o actividades sexuales y gestos que los han hecho sentir incómodos”, de acuerdo a los resultados de esta encuesta.

Todo sucede en la oficina

Pero el porcentaje de los empleados de la ONU que sufrieron al menos una vez molestias sexuales, se eleva al 38,7%, esto “si se hace referencia a toda la carrera en la organización internacional”, señaló Deloitte.

Por su parte, sobre la respuesta limitada del personal, Guterres explicó: "Esto me dice dos cosas, en primer lugar, todavía tenemos un largo camino por hacer antes de poder discutir abiertamente el acoso sexual. Y en segundo lugar, que también puede haber una sensación de desconfianza, percepción de inactividad y falta de responsabilidad".

El reporte muestra que la mitad de aquellos que sufrieron acoso sexual revelaron que sucedió en la oficina, mientras el 17,1% se registró en un evento social relacionado al trabajo.  Además, dos de tres de los acosadores eran hombres, y solo una persona sobre tres intervino después de ser acosada.

Necesidad de cambios

El dossier, según el secretario general de la ONU, contiene "algunas estadísticas que hacen reflexionar", pero también "evidencia que esto debe cambiar para convertirlo en un lugar de trabajo libre de acosos para todos". Y agregó: "Como organización fundada sobre igualdad, dignidad y derechos humanos, debemos dar el ejemplo", resaltó Guterres.

El sondeo tuvo lugar en el marco del creciente movimiento #Me Too en contra del acoso y abuso sexual, por lo que el secretario General de la ONU reiteró su compromiso de aplicar "la tolerancia cero sobre molestias y abusos", y recordó que Naciones Unidas lanzó una línea de asistencia las 24 horas para ayudar a las víctimas, para los testigos y para suministrar informaciones útiles.