Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA EUROPEA

La UE cierra filas ante el batacazo de May

Los gobiernos europeos estarían dispuestos a dar más tiempo a Londres pero piden que aclararen sus intenciones cuanto antes

Silvia Martinez

Juncker, Tusk y Barnier explican el acuerdo europeo sobre el brexit, el 11 de noviembre del 2018, en Bruselas.

Juncker, Tusk y Barnier explican el acuerdo europeo sobre el brexit, el 11 de noviembre del 2018, en Bruselas. / EPA

Hace tiempo que nadie en Bruselas se atreve a poner la mano en el fuego porque Theresa May consiga sacar adelante el acuerdo de divorcio entre la Unión Europea y el Reino Unido. Pero la dura derrota de este martes en la Cámara de los Comunes ha vuelto a sumir al acuerdo del ‘brexit’ en la mayor de las incertidumbres y ha obligado a la UE a cerrar filas, hacer un llamamiento a la unidad y pedir aclaraciones con total urgencia.

“Si un acuerdo es imposible, y nadie quiere un brexit sin acuerdo, quién tendrá finalmente el coraje de decir cuál es la único solución positiva?”, se ha preguntado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, nada más hacerse público el resultado en Westminster. “Lamento el resultado del voto. Urjo al Reino Unido a clarificar sus intenciones lo antes posible. El tiempo casi se ha acabado”, ha añadido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker en una declaración en la que reitera que el pacto cerrado el pasado 25 de noviembre es “un compromiso equilibrado” que representa “el mejor acuerdo posible”.

A finales de diciembre la primera ministra británica ya se vio obligada a suspender la votación por falta de apoyos en las filas del partido conservador. Un mes después el batacazo ha sido total y lo único claro es que la pelota seguirá este miércoles en terreno británico. La UE sigue confiando en que May supere la moción de censura y evite in extremis que el resultado de casi dos años de negociaciones termine en la papelera. Pero tanto la Comisión Europea como el Consejo admiten que el riesgo de una salida caótica ha cobrado enteros con la masiva derrota y han anunciado su intención de pisar el acelerador. “El riesgo de una salida desordenada de Reino Unido ha aumentado. Aunque no queremos que ocurra la Comisión continuará su trabajo para garantizar que la UE esté totalmente preparada”, ha explicado Juncker.

Posibilidades de prórroga

“Lamento profundamente el resultado de la votación. Ahora necesitamos un plan rápido y claro sobre cómo proceder. Porque eso es lo que tenemos que hacer: encontrar soluciones, no problemas. Nuestros preparativos internos para limitar el daño en caso de un no acuerdo tienen que ir a todo gas”, ha reclamado el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel. "España trabaja en medidas de contingencia y priorizará los derechos de ciudadanos y residentes", ha anunciado por su parte Pedro Sánchez.

Además de a la división interna en Londres, May se enfrenta a un problema de calendario. El 29 de marzo a las 23 horas Reino Unido se convertirá en un país tercero y si no hay un acuerdo validado para entonces saldrá de forma caótica del club. Para evitar esa eventualidad, May podría intentar retrasar el reloj y pedir más tiempo a sus socios europeos para buscar una solución. Si llegara una petición para aplazar la aplicación del artículo 50, los 27 tendrían que validar la demanda por unanimidad.

Según fuentes diplomáticas, una extensión así no se toparía con demasiadas dificultades siempre y cuando fuera temporal –para unos meses- y con un objetivo concreto. “Dar más tiempo al Reino Unido no va a cambiar la realidad. Más tiempo para un referéndum sí, para nuevas elecciones sí, para cambiar de opinión no”, ha avisado el eurodiputado y copresidente de los Verdes, Philippe Lamberts.