Ir a contenido

DERECHOS HUMANOS

La joven huida de Arabia Saudí llega a Toronto

Rahaf Mohammed Al Qunun se ha mostrado sonriente tras pisar suelo canadiense, país que le ha concedido asilo

El Periódico

Rahaf Mohammed Al Qunun (centro) sonríe mientras la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland (derecha), le da la bienvenida al país.

Rahaf Mohammed Al Qunun (centro) sonríe mientras la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland (derecha), le da la bienvenida al país. / LARS HAGBERG (AFP)

La joven Rahaf Mohammed Al Qunun, que escapó hace una semana de Arabia Saudí para pedir refugio, ha llegado este sábado a Toronto (Canadá) después de que el país norteamericano le haya concedido asilo. 

Al Qunun ha aparecido  alrededor de las 10.30 de la mañana (las 16.30 en horario peninsular español) en la puerta de llegadas del aeropuerto de Toronto sonriente y acompañada por la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

La jovben ha llegado de Bangkok, donde pasó una semana atrincherada en su hotel para evitar ser repatriada contra su voluntad a Arabia Saudí. Al Qunun pudo llegar a Toronto, tras hacer escala en Seúl, después de que el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) garantizase su protección y Canadá le ofreciese asilo.

Valentía

Abrazando a Al Qunun, Freeland ha declarado que la joven saudí estaba cansada después de un largo viaje y que no efectuaría declaraciones. La ministra canadiense también ha dicho que la propia Al Qunun solicitó comparecer brevemente ante las cámaras nada más llegar al aeropuerto de Toronto.

"Rahaf quería que los canadienses viesen que ha llegado. Es una joven mujer muy valiente que ha sufrido mucho", ha explicado Freeland. Al Qunun ha acusado a su padre de abusar de ella físicamente y de intentar forzarla a que se casase con un hombre elegido por su familia. La mujer de 18 años dijo que temía por su vida si era repatriada a Arabia Saudí.