Ir a contenido

Fin a los conflictos

El presidente surcoreano pide a Corea del Norte avanzar hacia la desnuclearización

Moon Jae-in considera que se necesitan aplicar medidas "audaces" para lograr que se alcance un régimen de paz sin amenazas armamentistas

El Periódico

 El presidente de Corea del Sur  Moon Jae-in  habla en la conferencia de prensa de Ano Nuevo en la Casa Azul presidencial  en Seul  Corea del Sur   EFE  Jung Yeon-je   Pool

 El presidente de Corea del Sur  Moon Jae-in  habla en la conferencia de prensa de Ano Nuevo en la Casa Azul presidencial  en Seul  Corea del Sur   EFE  Jung Yeon-je   Pool / AFP POOL / EPA

Corea del Norte debe tomar "más medidas audaces, prácticas, hacia la desnuclearización", consideró el presidente surcoreano Moon Jae-in, en un momento en el que las negociaciones con Washington están estancadas.

"Se deben idear medidas correspondientes para facilitar la continuación de los esfuerzos de desnuclearización de Corea del Norte", añadió y puso como ejemplo, la aceptación por parte de Estados Unidos de un "régimen de paz" y una declaración formal que ponga fin a la Guerra de Corea (1950-1953).

Pyongyang se ha comprometido varias veces a favor de la "desnuclearización de la península coreana", una formulación vaga y sujeta a interpretaciones que también podría incluir la exigencia de que las fuerzas estadounidenses basadas en Corea del Sur se retiren.

No hay reglas claras

Moon admitió que la declaración firmada en Singapur en Junio del año pasado por Kim Jong-un y el presidente estadounidense, Donald Trump, era "un poco vaga" y que hay un cierto "escepticismo" en cuanto a la definición norcoreana del "concepto de desnuclearización" y el hecho de que ésta quizá no sea la misma que la de Washington.

"Pero Kim aseguró a numerosos dirigentes extranjeros, incluido yo, Trump, Xi Jinping y [el presidente ruso Vladimir] Putin que su concepto no era en nada distinto a lo que pide la comunidad internacional", declaró Moon en la Casa Azul, sede de la presidencia surcoreana.

"Kim también dijo que la desnuclearización y la cuestión del fin de la guerra no tenían nada que ver con el estatus de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur", agregó. "Kim Jong-un es consciente de que decidir sobre esta cuestión corresponde únicamente a Corea del Sur y Estados Unidos".

Proyectos para las dos coreas

Además, añadió que la visita de Kim esta semana a Pekín era una señal de que una segunda cumbre entre este último y Trump era "inminente". "Creo que la visita a China del presidente Kim Jong-un tendrá un efecto muy positivo para el éxito de la segunda cumbre EEUU-Corea del Norte", declaró Moon a los periodistas.

Una segunda cumbre debe dar lugar a un acuerdo que sea "más claro en cuanto a las acciones de las dos partes" consideró. Por otro lado, apuntó que se estaban cumpliendo las condiciones para reanudar proyectos económicos clave entre las dos Coreas.

"Las condiciones previas para que las dos Coreas retomen las actividades del complejo de Kaesong y del turismo en el monte Kumgang, ya se cumplen en lo principal", declaró a la prensa. Sin embargo, numerosos expertos consideran que la realización de estos proyectos violaría algunas sanciones impuestas al Norte por la comunidad internacional. En este sentido, Moon indicó que Seúl espera trabajar para "resolver" la cuestión de las sanciones "lo antes posible".