Ir a contenido

ORIENTE PRÓXIMO

Turquía refuerza su presencia militar en la frontera siria mientras EEUU prepara la retirada

Erdogan y Trump acordaron una coordinación para evitar un vacío de autoridad en el proceso

Ankara presiona desde hace meses a Washington para expulsar a las milicias kurdas, aliado estadounidense

El Periódico

Un convoy militar turco circula por la ciudad de Kilis, en la frontera con Siria.

Un convoy militar turco circula por la ciudad de Kilis, en la frontera con Siria. / AFP

El Ejército turco está comenzando a reforzar sus posiciones en ambos lados de su frontera con Siria desde este domingo, coincidiendo con el acuerdo entre Ankara y Washington para que Estados Unidos inicie un proceso de retirada de sus tropas de territorio sirio.

La mayor actividad militar llega apenas dos días después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijera que Ankara pospondría una operación militar que tenía prevista en la zona controlada por las milicias kurdas de YPG, al este del río Éufrates, en el norte de Siria, tras la decisión firme de EEUU. Asimismo, sostuvo que en el futuro, Turquía se responsabilizaba de la lucha contra los militantes de Estado Islámico (EI).

Turquía informó de que Erdogan y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvieron una llamada telefónica el pasado domingo en la que acordaron establecer una coordinación militar y diplomática para evitar que se produzca un vacío de autoridad cuando los soldados estadounidenses se retiren. 

Lucha contra el EI

Las imágenes de la cadena de TV ​​TRT World han mostrado a algunos convoyes turcos ingresando en Siria a través de la ciudad fronteriza turca de Karkamis, ubicada a unos 35 km al norte de la ciudad de Manbij, en el norte del país. La expedición militar está atravesando un área controlada por el Ejército Sirio Libre, un aliado de Ankara, y se dirige a las líneas del frente de Manbij, según dicho medio.

Manbij ha sido un elemento importante en las conversaciones entre Ankara y Washington. En junio, llegaron a un acuerdo para expulsar a YPG de la ciudad, pero Turquía se ha venido quejando de que la hoja de ruta se había retrasado y dijo que las fuerzas turcas entrarían a la ciudad si Estados Unidos no sacaba del lugar a los militantes kurdos.

El YPG ha sido un importante aliado de los EEUU en la lucha contra EI. Pero Ankara sostiene que la milicia es una organización terrorista y una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha liderado un movimiento insurgente en Turquía desde la década de los 80.

Ofensivas

Un testigo ha declarado a Reuters haber visto cientos de vehículos dirigirse a la provincia de Kilis, en la frontera sur, tras dejar Hatay, otra provincia fronteriza, la medianoche del domingo, mientras los ciudadanos hacían sonar sus bocinas para celebrar su llegada. El convoy incluía tanques, obuses, ametralladoras y vehículos que transportaban comandos, según la misma fuente.

Parte de ese convoy se ha ido ubicando en puestos a lo largo de la frontera, mientras que otros han cruzado a Siria a través del distrito de Elbeyli, a unos 45 km al noroeste de Manbij. 

Turquía, con el apoyo del Ejército Sirio Libre, llevó a cabo dos operaciones transfronterizas en el norte de Siria, denominadas Escudo del Eufrates y Rama de olivocontra el YPG y el Estado Islámico. Las ofensivas militares se centraron en el oeste del Éufrates. Turquía no se ha dirigigo al este del río, en buena medida para evitar la confrontación directa con las tropas de los Estados Unidos. Las operaciones se saldaron con áreas preventivas de amortiguamiento, actualmente bajo el control de Turquía y el Ejército Sirio Libre.