Ir a contenido

CRISIS EN FRANCIA

Un muerto en Perpinyà eleva a 10 los fallecidos en protestas de 'chalecos amarillos'

Este sábado se han registrado bloqueos de tráfico de diferente intensidad en las fronteras con España, Italia y Alemania

El Periódico

Una manifestación de ’chalecos amarillos’ bloquea el paso del tráfico en el peaje de la localidad francesa de Le Boulou.

Una manifestación de ’chalecos amarillos’ bloquea el paso del tráfico en el peaje de la localidad francesa de Le Boulou. / RAYMOND ROIG (AFP)

Un hombre de 36 años falleció este viernes por la noche en Perpinyà cuando su automóvil se empotró contra un camión pesado estacionado junto a una protesta de los chalecos amarillos, según informaron los medios locales. De acuerdo con el diario local L'Independent, el siniestro se produjo a las 22.30 horas, en el peaje sur de esta localidad fronteriza. El fiscal de Perpinyà, Jean-Jacques Fagni, ha dicho que la mayoría de los manifestantes presentes en el incidente huyeron y anunció la apertura de una investigación por "homicidio accidental".

Desde que comenzaron las movilizaciones de los chalecos amarillos, el pasado 17 de noviembre, 10 personas han fallecido en accidentes de tráfico registrados en zonas donde se llevaban a cabo las protestas. Este jueves se produjo el penúltimo fallecimiento cuando un hombre de 60 años fue atropellado por un camión pesado en Agen.

Símbolos

Este sábado se han registrado bloqueos de tráfico de chalecos amarillos de diferente intensidad en varios puntos de las fronteras de Francia con EspañaItalia Alemania.

Más de un mes después del inicio del movimiento, cientos de "chalecos amarillos" se reunieron por la mañana en un ramal de la autopista en la localidad pirenaica de Le Boulou. "Ha sido muy difícil llegar aquí, pero lo logramos", ha dicho Marcel, un enólogo de 49 años. Según él, los chalecos amarillos dejaron pasar los automóviles, pero impidieron el paso de los camiones pesados, "símbolos de las importaciones españolas a Francia a precios de ganga durante muchos años".

Entre las pancartas de los manifestantes podían leerse mensajes como "El rey Macron da migajas a los mendigos" o "Basta de desprecios". Decenas de independentistas catalanes, vestidos con chalecos amarillos y agitando estelades se unieron a los manifestantes franceses. Por la tarde, la policía intervino y desalojó a los manifestantes, según la prefectura de los Pirineos Orientales.

Retenciones 

Horas antes, aún en la frontera franco-española, pero en el lado de los Pirineos Atlánticos, los chalecos amarillos establecieron un bloqueo selectivo en el peaje de Biriatou, causando atascos de varios kilómetros a ambos lados de la frontera hasta la evacuación de los los manifestantes.

En el sureste del país, el tráfico en la autopista en el cruce fronterizo de Ventimiglia se bloqueó en ambas direcciones entre Italia y Francia por la presencia de unos 200 manifestantes. Con el paso de las horas, se permitió el paso a los automovilistas, pero no así a los camiones. Y en Estrasburgo, un centenar de chalecos amarillos impidieron el acceso al puente de Europa, en la frontera con Alemania, antes de ser desalojados por la policía, que arrestó a seis personas.

En general, el acto VI de los chalecos amarillos se ha movilizado poco este sábado, con una manifestación espontánea en París y en varias ciudades, como Tarbes, Foix y Toulouse.