Ir a contenido

Repatriados los cádaveres de las dos turistas degolladas en Marruecos

Las dos jóvenes fueron asesinadas el pasado lunes cerca de la localidad de Imlil, en el alto Atlas, cuando dormían en su tienda de campaña

El Periódico

Las dos turistas degolladas en Marruecos: la danesa Louisa Vesterager Jespersen (izquierda) y la noruega Maren Ueland.

Las dos turistas degolladas en Marruecos: la danesa Louisa Vesterager Jespersen (izquierda) y la noruega Maren Ueland.

El avión que transporta los restos mortales de las dos jóvenes escandinavas asesinadas en el sur de Marruecos ha despegado del aeropuerto de Casablanca 12.15 horas con destino a Copenhague.

La danesa Louisa Vesterager Jespersen y la noruega Maren Ueland fueron asesinadas el pasado lunes cerca de la localidad de Imlil, en el alto Atlas, a unos 70 kilómetros de Marraquesh, cuando dormían en su tienda de campaña. Las autoridades marroquís confirman que las jóvenes murieron a manos de terroristas yihadistas.

Degolladas mientras dormían

Los agresores entraron en la tienda mientras dormían las turistas y las degollaron con un cuchillo de grandes dimensiones. Unos montañeros franceses hallaron los cuerpos dentro de la tienda y alertaron a la policía.

La sociedad marroquí quedó consternada y conmocionada tras la difusión poco después del crimen de un vídeo -de una violencia extrema- que mostraba imágenes grabadas de los supuestos asesinos en el momento en el que degollaron a una de las víctimas.

Cuatro detenidos

Cuatro primeros sospechosos fueron detenidos poco tiempo tras el asesinato, pertenecientes según la Fiscalía General a "un grupo extremista" que hasta el momento no se menciona oficialmente.

Las autoridades marroquís siguen la pista terrorista, que se ha reforzado tras la publicación en las redes sociales de otro vídeo en el que aparecen los primeros cuatro sospechosos, con la bandera negra del grupo yihadista Estado Islámico (EI), mientras juran lealtad a su líder, Abu Bakr al Bagdadi.

Vídeo autentificado

La autenticidad del vídeo fue confirmada por la Fiscalía marroquí, que añadió que fue grabado la semana antes del asesinado de las dos turistas.

El ministro portavoz del Gobierno, Mustafa Jalfi, dijo ayer que se "tomarán las medidas necesarias para que este crimen no se repita otra vez", y subrayó que Marruecos dispone de una estrategia multidimensional para erradicar todo comportamiento extremista.