29 nov 2020

Ir a contenido

El Ejército israelí arresta a 40 palestinos en redadas en Cisjordania

Un palestino muere a manos de las fuerzas israelís y un soldado resulta herido en un nuevo ataque mientras continúan las batidas para capturar a los autores de la muerte de dos militares

Ana Alba

Soldados israelís y civiles palestinos, separaldos por la valla de seguridad cerca de Nablús, en Cisjordania.

Soldados israelís y civiles palestinos, separaldos por la valla de seguridad cerca de Nablús, en Cisjordania. / REUTERS

Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel, según la ley internacional, vive estos días otro espiral de tensión y la violencia que sus habitantes experimentan a diario, la violencia estructural de la ocupación que marca e impregna la vida diaria y que periódicamente se dispara.

Después de que el jueves se produjeran tres ataques palestinos en los que murieron dos soldados israelís, un militar ha resultado herido este viernes al ser apuñalado y golpeado con una piedra por un palestino en el puesto de control militar de Beit El. Mientras, el Ejército israelí continuaba sus batidas para capturar a los que mataron a los soldados ayer.

En disturbios cerca de Ramala, el Ejército israelí ha matado a tiros a un palestino de 18 años, según ha informado el ministerio de Sanidad palestino. Otros dos palestinos han resultado heridos por disparos y han sido trasladados a hospitales cercanos. Otros 46 ​​manifestantes palestinos han resultado heridos en enfrentamientos con las fuerzas israelís en la frontera de Gaza.

En menos de una semana se han producido seis ataques palestinos: uno con arma de fuego el domingo, dos intentos de atropello el martes, el tiroteo mortal y otro intento de atropello este viernes,  todos en Cisjordania. En Jerusalén Este, ocupado por Israel, hubo el jueves un intento de apuñalamiento.

Día de la Ira

Desde el viernes, cuando el Ejército israelí bloqueó los accesos a varias poblaciones cisjordanas, incluidas algunas cuyo control está teóricamente en manos de la Autoridad Nacional palestina (ANP), como Ramala, según los acuerdos de paz de Oslo, y efectuó amplias redadas, se han producido diversas protestas palestinas, en las que ha habido varios heridos. El grupo islamista Hamás llamó a los palestinos a manifestarse contra las fuerzas israelís en un "Día de la Ira".

Desde ayer hasta esta mañana el Ejército israelí ha arrestado a 40 palestinos, 37 de ellos acusados de pertenecer a Hamás y sospechosos de participar "en actividades terroristas, terror popular y disturbios violentos contra civiles y fuerzas de seguridad", según indicó el Ejército israelí en un comunicado.

Las semanas previas a los últimos ataques palestinos, las fuerzas israelíes habían llevado a cabo diversas redadas en Cisjordania en las que arrestaron a varios palestinos, algo que suele ser habitual.

Célula de Hamás

El general israelí Nadav Padan, jefe del comando central del Ejército israelí, ha indicado que los autores de los principales ataques ocurridos desde el domingo pasado son de "una misma célula" de Hamás en Cisjordania. Hace cinco días, un palestino disparó desde un coche contra un grupo de colonos que esperaban el autobús e hirió a siete personas, entre ellas una mujer embarazada cuyo estado era muy grave. Los médicos le practicaron una cesárea de urgencia, pero su bebé murió al cabo de cuatro días.

"En los últimos días, una célula del grupo terrorista Hamás ha conseguido hacernos daño y estamos pagando un precio muy alto", ha dicho Padan.

Tras la muerte de dos soldados, cuyo entierro ha sido multitudinario, el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, aseguró que tomará medidas punitivas como respuesta a los ataques palestinos y anunció la aceleración de la demolición de las casas familiares de los atacantes y la revocación de los permisos de salida de Cisjordania a "los familiares de terroristas y sus colaboradores".

Protestas de colonos

Cientos de colonos se concentraron el viernes ante su residencia y en distintos puntos de Cisjordania para denunciar "desprotección" y demandar acciones más contundentes contra los recientes ataques.

Ante las protestas, Netanyahu concretó que regularizará miles de viviendas en colonias judías de Cisjordania que siguen sin estar legalizadas por la ley local israelí. Todos los asentamientos en territorio palestino ocupado son ilegales ante la ley internacional.