Ir a contenido

Libertad de expresión

"El periodismo no es un delito", dicen activistas en Birmania y critican a su gobierno

Grupos sociales organizaron un acto de protesta por el caso de los periodistas de la agencia Reuters condenados a prisión en ese país

El Periódico

Manifestantes muestran copias de la portada de la revista Time en la que aparecen Ma Pan Ei Mon  y Chit Su Win   esposas de los periodistas birmanos Wa Lone y Kyaw Soe  durante una protesta de apoyo a los periodistas en Rangun  Birmania. EFE  Lynn Bo Bo

Manifestantes muestran copias de la portada de la revista Time en la que aparecen Ma Pan Ei Mon  y Chit Su Win   esposas de los periodistas birmanos Wa Lone y Kyaw Soe  durante una protesta de apoyo a los periodistas en Rangun  Birmania. EFE  Lynn Bo Bo / EPA

Más de 100 activistas protestaron en Birmania por el arresto de los dos periodistas de la agencia Reuters, condenados a siete años de cárcel por un caso significativo que se convirtió en la muestra sobre las violaciones a la libertad de expresión en ese país.

Wa Lone, de 32 años, y Kyaw Soe Oo, de 28, fueron declarados culpables en septiembre de violar la Ley de Secretos Oficiales del país asiático, un hecho que ha planteado interrogantes sobre los avances de Myanmar hacia una plena democracia y que ha provocado protestas de defensores de los derechos humanos.

Estudiantes, periodistas y escritores que vestían camisetas con las frases “El periodismo no es un delito” y “Liberen a Wa Lone y Kyaw Soe Oo”, encendieron velas en Rangún, la ciudad más grande del país, y guardaron un minuto de silencio por los dos reporteros detenidos.

Personajes del año

Algunos sostuvieron copias de la última portada de la revista Time donde aparecen los periodistas y sus familiares, después de ser parte de un grupo de reporteros que fue distinguido como “Personaje del año” por la publicación estadounidense.

“Hace un año, los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, fueron arrestados en un montaje de la policía que intentó interferir con su cobertura de una masacre” en ese país, dijo en un comunicado el editor jefe de Reuters, Stephen J. Adler. “El hecho de que permanezcan en prisión por un delito que no cometieron pone en duda el compromiso de Birmania con la democracia, la libertad de expresión y el Estado de derecho”, agregó.

Montaje policial

Los periodistas han apelado su condena, citando pruebas sobre un montaje policial y la falta de evidencias que acrediten un delito. Una audiencia de apelación está programada para el 24 de diciembre. Durante ocho meses de audiencias, Wa Lone y Kyaw Soe Oo han declarado que dos policías que no conocían les entregaron documentos enrollados en un periódico durante una reunión en un restaurante de Rangún el 12 de diciembre. Casi inmediatamente después, dijeron, oficiales de civil los subieron a un vehículo.

La líder de Birmania, Aung San Suu Kyi, dijo en septiembre que el encarcelamiento de los reporteros no tenía nada que ver con la libertad de expresión. En unos comentarios hechos la semana después de su condena, ella dijo que habían sido sentenciados por tener secretos oficiales y “no por ser periodistas”.