EEUU Y ARABIA SAUDÍ

El Senado desafía la permisividad de Trump con Arabia Saudí ante el asesinato de Khashoggi

Siete republicanos se suman a los demócratas en un voto simbólico pero histórico para retirar la asistencia para la guerra de Yemen

Donald Trump y el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, en la Casa Blanca, el 14 de marzo del 2017.

Donald Trump y el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, en la Casa Blanca, el 14 de marzo del 2017. / AFP / NICHOLAS KAMM

1
Se lee en minutos
Idoya Noain

La rebelión contra Donald Trump por su permisividad y pasividad con Arabia Saudí pese al asesinato de Jamal Khashoggi ha sumado un histórico capítulo este jueves. Siete republicanos se han unido a 49 demócratas y han aprobado en el Senado una resolución para retirar la asistencia militar de Estados Unidos a la coalición liderada por Riad en la guerra de Yemen.

Se trata de un voto por ahora simbólico, pues la Cámara Baja adoptó la víspera una medida que hace imposible que la del Senado llegue a la mesa del presidente. El peso de ese simbolismo es, no obstante, enorme, y recuerda a Trump el rechazo y la profunda indignación, en todo el espectro político, con la laxitud que ha mostrado con Mohamed Bin Salman, el príncipe saudí al que hasta la CIA ha vinculado al asesinato de Khashoggi, anteponiendo los intereses económicos y políticos de EEUU a cualquier otra consideración. 

Noticias relacionadas

Es también, además, un voto histórico, pues nunca antes una cámara del Congreso ha pedido el final de una guerra en la que se participa sin autorización del legislativo. Y cuando las nuevas cámaras tomen posesión en enero, con mayoría demócrata en la de Representantes, podría resucitar una iniciativa que también prohíbe a EEUU repostar combustible a los aviones saudís que intervienen en el conflicto Yemen, algo que Washington dejó de hacer el mes pasado pero que podría volver a hacer el año próximo.

A iniciativa de un senador republicano, Bob Corker, la Cámara ha aprobado también otra resolución no vinculante que responsabiliza a Bin Salman del asesinato de Khashoggi y pide a Arabia Saudí que “modere su crecientemente errática política exterior”. Según Corker si iniciativa ha despertado el interés de la cámara baja actual, controlada por los republicanos. Si se aprobara antes de final de año, y con mayorías suficientes, podría forzar a Trump a tener que firmar la condena al príncipe MBS que hasta ahora se ha negado a hacer.