GUERRA FRÍA EN LATINOAMÉRICA

El despliegue en Venezuela de dos bombarderos rusos con capacidad nuclear irrita a EEUU

Efectivos militares y aeronaves del país eslavo llegan al aeropuerto de Caracas para realizar maniobras de entrenamiento y vuelos conjuntos

El Kremlin incrementa su presencia en Latinoamérica a través de la "propaganda y la venta de armas, para mermar la influencia de EEUU", según expertos

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, ante la llegada de aviones de combate rusos en Caracas.

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, ante la llegada de aviones de combate rusos en Caracas. / Rederico Parra (AFP)

2
Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Corresponsal para la exURSS

Escribe desde Moscú

ver +

Para el Kremlin, a la hora de escoger aliados, la ideología parece ser lo de menos. Si en Europa, Rusia ha financiado a fuerzas políticas de extrema derecha  fuerzas políticasextrema derechay el partido oficialista Rusia Unida ha firmado acuerdos de cooperación con formaciones como el FPO austríaco, en Latinoamérica es en la extrema izquierda donde parece encontrar mayor receptividad a su aspiración de liderar una suerte de coalición mundial antisistema que ponga patas arriba el orden global.

Dos bombardeos supersónicos TU-160, capaces de portar proyectiles nucleares de corto alcance, han aterrizado este lunes en el aeropuerto de Maiquetía, en Caracas (Venezuela), desencadenando un agrio intercambio de acusaciones con responsables políticos norteamericanos. El despliegue, además, se produce pocos días después de que el presidente ruso Vladímir Putin y su homólogo venezolano Nicolás Maduro mantuvieran conversaciones en Moscú destinadas a reforzar la alianza entre ambos países.

Los dos aviones realizaron un vuelo de alrededor de 11.000 kilómetros antes de posarse en el país caribeño. Le siguieron otros dos aparatos, un Antonov An-14 de transporte militar, y un Ilyushin Il-62 capaz de llevar pasajeros. Según el ministro de Defensa, Vladímir Padrino, los aparatos participarán en maniobras, incluyendo "vuelos operativos combinados".

Indisimulada euforia en Caracas

La llegada de la flota aérea fue acogida con indisimulada euforia por representantes políticos venezolanos, en un momento en que se airea desde el Gobierno la posibilidad de una invasión por parte de EEUU ante el pulso político que mantienen el Gobierno de Maduro y la oposición. "Nos estamos preparando para defender Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario, y esto lo vamos a hacer con nuestros amigos, porque tenemos amigos en el mundo", ha descatado el propio Padrino. 

La presencia de los Tupolev a poco más de 2.000 kilómetros de las costas estadounidenses no ha pasado desapercibida en Washington. El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha destacado en su cuenta de Twitter el hecho de que el Kremlin haya enviado a sus bombardeos "al otro lado del mundo". "El pueblo ruso y el pueblo venezolano deben ver esto por lo que es; dos gobiernos corruptos, malgastando fondos públicos y silenciando la libertad cuando su pueblo sufre", ha continuado.

Como era de esperar, el Kremlin no se ha abstenido de comentar las declaraciones del responsable norteamericano y y su portavoz, Dmitri Peskov, las ha calificado de "inapropiadas", recordando el presupuesto de Defensa estadounidense, "capaz de alimentar a África".

Noticias relacionadas

Según escribe Julia Gurnagus, especialista en Eurasia del centro Carnegie, "desde el 2008 Rusia está incrementando su presencia" en esta región "a través de la propaganda, de las ventas de armas y equipamientos militares, comercio y acuerdos sobre narcotráfico....Intenta erosionar el liderazgo y la influencia de EEUU en el Hemisferio Occidental". Muchos expertos vaticinan que Vladímir Putin intentará expandir su cartera de alianzas más allá de sus aliados tradicionales, -CubaNicaragua y Venezuela- por ejemplo en países como Brasil, gobernado por el ultraderechista Jair Bolsonaro Jair Bolsonaro.