Ir a contenido

Crisis migratoria

Baten récord los arrestos de indocumentados en la frontera de los EEUU y México

Tan solo en noviembre, se han registrado cerca de 52.000 detenciones de personas que ingresan ilegalmente a suelo estadounidense

El Periódico

Una mujer migrante es detenida por la policia estadounidense  en el muro fronterizo de la ciudad de Tijuana  en Baja California, Mexico. EFE Alonso Rochin

Una mujer migrante es detenida por la policia estadounidense  en el muro fronterizo de la ciudad de Tijuana  en Baja California, Mexico. EFE Alonso Rochin / EFE

Con la llegada de miles de personas centroamericanas con las caravanas y acciones más drásticas por parte de las autoridades estadounidenses, los arrestos de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México ascendieron en el pasado mes de noviembre a 51.856 personas, un nuevo récord desde que Donald Trump asumiera la Presidencia estadounidense en enero de 2017, informaron las autoridades.

Este número supone un aumento respecto a octubre cuando ya se batió el récord de detenciones en la frontera sur de EEUU en la era Trump con 51.001 inmigrantes irregulares arrestados, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza(CBP, en inglés).

Entre los detenidos durante el mes de noviembre había al menos 25.172 miembros de familias y 5.283 menores no acompañados, frente a los datos de octubre cuando hubo 23.115 integrantes de unidades familiares y 4.982 niños y adolescentes que viajaban solos arrestados. Estas personas fueron capturadas por las autoridades estadounidenses cuando cruzaron al país desde México por zonas que no eran puertos oficiales de entrada.

Exigen en EEUU fronteras seguras

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de EE.UU., Katie Waldman, dijo en un comunicado que "los números de la frontera de noviembre de 2018 son el resultado predecible de un sistema de inmigración roto - incluyendo órdenes judiciales defectuosas- que usurpa la voluntad del pueblo estadounidense que ha pedido repetidamente fronteras seguras".

"Para abordar la crisis obvia en nuestra frontera, el presidente ha desplegado recientemente al ejército y ha firmado un nueva medida, que junto a una regulación conjunta con el DOJ (Departamento de Justicia, en inglés), hace que quienes cruzan la frontera ilegalmente no sean aptos para asilo", indicó Waldman.

De acuerdo a los últimos datos publicados por el Pentágono, en estos momentos unos 5.600 militares de EEUU se encuentran desplegados en los estados de Texas (2.400), Arizona (1.400) y California (1.800) para afrontar la llegada de caravanas de inmigrantes a la frontera. Mientras que el Departamento de Defensa estadounidense aprobó prorrogar hasta el 31 de enero la misión de las tropas desplegadas en el linde con México, como había solicitado el DHS.