Ir a contenido

CRISIS EN FRANCIA

Los estudiantes abren un nuevo frente de protestas en Francia

Mientras el Gobierno busca con urgencia una salida a la crisis de los 'chalecos amarillos' se producen bloqueos en más de un centenar de liceos

Eva Cantón

Arde París por el conflicto de la subida del carburante. / THOMAS SAMSON (AFP / VÍDEO: ATLAS)

El primer ministro francés, Edouard Philippe, ha iniciado este lunes una carrera contrarreloj reuniéndose con una treintena de responsables políticos con representación parlamentaria para buscar con urgencia una puerta de salida a la crisis de los 'chalecos amarillos'.

Emmanuel Macron ha anulado el viaje oficial que tenía previsto realizar este miércoles a Serbia y ha convocado nuevamente en el Elíseo a varios de sus ministros. La Asamblea Nacional celebrará un debate este miércoles en el que se espera que Philippe anuncie las primeras medidas para calmar los ánimos. La idea de establecer una moratoria sobre la tasa a los hidrocarburos prevista para enero parece abrirse paso como una opción para dar un poco de oxígeno.

Tras salir de su reunión en Matignon, sede del primer ministro, la ultraderechista Marine Le Pen ha pedido la inmediata supresión del impuesto a la gasolina y el gasóleo.

Petición de referéndum

El presidente de Los Republicanos, Laurent Wauquiez, quiere además un referéndum sobre la política fiscal y ecológica de Emmanuel Macron. En las filas de La República en Marcha (LREM) también arrecian las voces que piden un gesto claro de apertura hacia las reivindicaciones de los 'chalecos amarillos'.

El secretario general del Partido Socialista, Olivier Faure, ha indicado que su formación se sumará a una moción de censura de los diputados comunistas si el Gobierno no cambia el rumbo de su política . “Llega un momento en el que hay que decir basta. Hace falta que el poder responda”, ha declarado.

Más difícil se antoja el diálogo con los representantes del movimiento, convocados para este martes. Philippe no tendrá delante ningún interlocutor.

Uno de los firmantes de un manifiesto publicado este domingo en ‘Le journal du dimanche’ -en el que condenaban la violencia de París y se mostraban dispuestos a hablar con el Gobierno- ha anunciado que ningún miembro de los 'chalecos amarillos' acudirá a Matignon, alegando que han recibido amenazas que no garantizan su seguridad.

Bloqueo del tráfico

Mientras, el movimiento continúa con sus protestas este lunes en diversos puntos del país con cortes en rotondas, autopistas, carreteras, entre ellas el bloqueo de la frontera con España en Le Perthus.

En un contexto social cada vez más explosivo, los estudiantes se han sumado a la ola de descontento que recorre el país y este lunes han bloqueado más de un centenar de centros amenazando con abrir un nuevo frente de protestas contra las reformas educativas del Gobierno.

En Niza se han manifestado más de mil estudiantes en apoyo a los ‘chalecos amarillos’ coreando el eslogan más repetido desde hace tres semanas: ‘Macron dimisión’.

En Toulouse, unos 700 alumnos desfilaron por el centro de la ciudad tras haber provocado destrozos en el mobiliario urbano. Y en el instituto de formación profesional Jean Pierre Timbaud de Auvervilliers, en la región parisina, la protesta ha terminado con disturbios. Se han quemado papeleras, se levantaron barricadas y se arrancaron marquesinas de autobuses.

También ha habido saqueos en tiendas y al menos un coche incendiado. La presidenta de la región parisina, Valérie Pécresse, ha mostrado su preocupación por “la contaminación del movimiento social de los estudiantes”.

Más movilizaciones

El sindicato Unión Nacional de Liceos ha hecho un llamamiento a manifestarse el viernes 7 de diciembre en todos los liceos franceses para protestar contra las políticas del Gobierno.

Por su parte, el principal sindicato del país, la CGT, ha convocado una gran manifestación del próximo 14 de diciembre en defensa del poder adquisitivo y para reclamar una subida inmediata de los salarios, las pensiones y la protección social.