Ir a contenido

Crisis migratoria

Policía fronteriza de los EEUU lanza gas lacrimógeno a integrantes de la caravana migrante

Cientos de personas centroamericanas intentaron cruzar el muro para llegar a suelo estadounidense, pero tuvieron que retroceder nuevamente

El Periódico

 Vista de gases lacrimogenos que la policia fronteriza utiliza para evitar que grupos de personas crucen la garita El Chaparral  de la ciudad de Tijuana  en el estado de Baja California  Mexico.  EFE David Guzman

 Vista de gases lacrimogenos que la policia fronteriza utiliza para evitar que grupos de personas crucen la garita El Chaparral  de la ciudad de Tijuana  en el estado de Baja California  Mexico.  EFE David Guzman / EFE

Un grupo de migrantes de la caravana de centroamericanos intentó cruzar por diversos puntos de la frontera mientras avanzaba en una “protesta pacífica” hacia el puesto de San Ysidro (EE.UU.), entre San Diego y Tijuana (México), pero la policía fronteriza estadounidense les lanzó gas lacrimógeno para frenar su ingreso.

Los hechos ocurrieron cuando centenares de migrantes rompieron un cerco de la Policía Federal mexicana con la intención de llegar a la garita de El Chaparral, en la frontera de Tijuana con San Ysidro (Estados Unidos), pero fueron recibidos con gases en una situación que ha provocado mucha tensión y que demuestra que la actitud del gobierno de Donald Trump, no es amigable ni de tolerancia con estos grupos.

Un grupo de ellos treparon la primera valla fronteriza que divide ambos países, en tanto la policía fronteriza estadounidense les lanzó gases lacrimógenos, tal y como constató Efe, lo que obligó a la mayoría de ellos a replegarse.

"Se pararon unos amigos que iban a tirarse (del muro). Y nos lanzaron una bomba y un americano nos hacía señas que nos iba a matar", indicó a Efe Alexis, un migrante hondureño integrante de la caravana.

Nadie pasa el muro

Pese a sus intentos, hasta el momento ningún miembro de la caravana, conformada por hombres, mujeres y niños, habría logrado en ningún caso pisar terreno estadounidense. Este grupo que se ha dispersado en varios puntos del muro con el afán de cruzar,  pertenecían al contigente de una marcha en un principio pacífica, buscaba llegar a la garita.

Esas personas rompieron filas y empezaron a correr con rumbo al Canal del Río Tijuana, muy cercano a la garita de San Ysidro, tomando por sorpresa a los agentes federales. En pocos minutos llegaron al área de El Chaparral, donde había poca presencia de las fuerzas de seguridad, por lo que después de correr algunos kilómetros, alcanzaron la puerta fronteriza y las instalaciones mexicanas de Aduanas.

No obstante, muchos de ellos se dispersaron desde ese punto de entrada a territorio estadounidense, que quedó cerrado, pero siguieron buscando otros puntos por donde acceder al país vecino sin éxito alguno.

Cierran el punto fronterizo

Tras los incidentes, el Gobierno de Estados Unidos decidió cerrar el puerto fronterizo de San Ysidro, entre San Diego y Tijuana (México), informaron fuentes oficiales y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), recurrió a las redes sociales para informar del cierre de este puesto aduanero, considerado uno de los más transitados del mundo, ante la avalancha de personas.

El paso fue suspendido en ambas direcciones en el puerto de entrada de San Ysidro, uno de los más transitados de la veintena de puertas de acceso entre ambos países, dijo la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.