Ir a contenido

RESISTENCIAS AL PACTO

Crece el rechazo al acuerdo del 'brexit' en la Cámara de los Comunes

A 15 días de la votación, es difícil adivinar cómo logrará May el Parlamento apruebe el tratado de salida del Reino Unido de la UE

Begoña Arce

Thersa May sale por la puerta trasera de su residencia oficial del 10 de Downing Street en Londres, el 16 de noviembre del 2018.

Thersa May sale por la puerta trasera de su residencia oficial del 10 de Downing Street en Londres, el 16 de noviembre del 2018. / AFP / DANIEL LEAL-OLIVAS

Theresa May advirtió este lunes a los diputados británicos de que el acuerdo alcanzado con la Unión Europea es “el mejor y el único posible” y pidió que lo refrendaran con su voto. La respuesta de los parlamentarios fue otro torrente de condenas y críticas desde todos los ángulos políticos en la Cámara de los Comunes, el día después de ratificación en Bruselas por los Veintisiete. En el tercer debate sobre el pacto del ‘brexit’ en poco más de una semana, el rechazo fue tan masivo y brutal que es imposible adivinar cómo May aspira a ganar la votación del acuerdo el próximo 11 de diciembre. La fecha fue confirmada oficialmente por la oficina de la primera ministra. Los debates previos se prolongarán a lo largo de cinco días.

May dedicó dos horas y media a argumentar de nuevo en favor del compromiso alcanzado. “Nuestra obligación como parlamentarios en las próximas semanas es examinar este acuerdo detalladamente, debatirlo con respeto, oír a los votantes de las circunscripciones y decidir cuál es el interés nacional”, afirmó. “Esta cámara puede decidir respaldar el acuerdo y avanzar hacia un futuro brillante de oportunidades y prosperidad para toda nuestra gente, o esta cámara puede optar por rechazar el acuerdo y volver a la casilla de salida, porque nadie sabe lo que puede ocurrir si este acuerdo no se aprueba. Va a abrir la puerta a más división e incertidumbre con todos los riesgos que eso entraña”.

Plan b

Nada impresionados con la arenga, uno tras otro, los conservadores euroescépticos plantaron cara a su líder en tono desafiante. “La primera ministra y toda la cámara sabe las matemáticas. Este (acuerdo) nunca va a ser aprobado”, le respondió el diputado Tory, Mark Francois. “Incluso aunque pasara, algo que no va ocurrir, del DUP del que depende para tener mayoría ha dicho que revisará el acuerdo de confianza. Así que está completamente muerto. Le ruego a la primera ministra: la Cámara de los Comunes nunca se ha rendido ante nadie y no lo va a empezar ahora”.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn calificó el acuerdo de “chapuza” y aconsejó a May que prepare urgentemente un plan b”. “Este acuerdo no tiene ni el apoyo de esta Cámara, ni del país”, afirmó Corbyn. “En lugar de amenazar a esta Cámara con la posibilidad de una salida o un ‘brexit’ sin acuerdo, la primera ministra lo que necesita es preparar ahora un plan B, algo que sus predecesores no hicieron”.

En un tuit, Henry Mance, del 'Financial Times', resumía la sesión parlamentaria y el actual estado de la controversia sin salida, a 15 días de votación. “Teresa May descarta: La renegociación del acuerdo, un nuevo  referéndum, la extensión del artículo 50. Los diputados descartan el acuerdo de Theresa May. Algo va a tener que cambiar”.

Gibraltar

En el discurso de apertura de la sesión, May mencionó el problema surgido sobre Gibraltar, claramente satisfecha de la forma en que quedó solucionado. “Lo más importante es que el texto legal del acuerdo de salida no ha sido modificado. Eso fue lo que pidió repetidamente el gobierno de España pero no ha conseguido lo que quería”, señaló. La primera ministra repitió que de cara a “las futuras relaciones, el gobierno británico negociará por toda la familia del Reino Unido, incluyendo Gibraltar”. El Peñón “está cubierto por todo el acuerdo de salida y el periodo de implementación” del ‘brexit’.   

El lunes fue el pistoletazo de salida de una campaña por todo el país de la primera ministra, quien quiere retar a Corbyn en un debate en directo televisado. Incansable, May completó la jornada con una recepción de empresarios y hombres de negocios en el 10 de Downing Street, a fin de promocionar su acuerdo para el ‘brexit’ entre la patronal y el mundo de la City.