Ir a contenido

El giro político en Brasil

Bolsonaro nombró a un ultraconservador como ministro de Educación

El colombiano Ricardo Vélez es profesor del Ejército brasileño y simpatiza con ideas de Trump

Desde las redes sociales llamaba a terminar con los "escombros marxistas" en las escuelas

Abel Gilbert

El presidente electo Jair Bolsonaro en un encuentro del Tribunal Superior del Trabajo en Brasilia

El presidente electo Jair Bolsonaro en un encuentro del Tribunal Superior del Trabajo en Brasilia

Un profesor emérito de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército de Brasil que se ha formado en Teología, simpatiza con Donald Trump, tuvo un remoto pasado en la izquierda y asegura llevar adelante una cruzada personal contra el “escombro marxista”, será el ministro de Educación del futuro presidente Jair Bolsonaro. El universo pentecostal y la ultraderecha en sus diversas expresiones ha saludado la designación del colombiano Ricardo Vélez Rodríguez. El capitán retirado se encargó de presentarle a la sociedad los antecedentes de su espada educativa. "Vélez es profesor de Filosofía, maestro en Pensamiento Brasileño por la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, doctor en Pensamiento Luso-Brasileño por la Universidad Gama Filho y post-Doctor por el Centro de Investigaciones Políticas Raymond Aron, de París, con amplia experiencia docente y gestora ", informó a través de Twitter. También es autor de un líbelo contra el Partido de los Trabajadores (PT), "La Gran Mentira - Lula y el Patrimonialismo Petista".

Pero, más allá de su trayectoria académica y los títulos publicados, Vélez Rodríguez fue designado por su empatía con las ideas que Bolsonaro defendió durante su campaña electoral en temas educativos. Como si todavía viviera en los tiempos más gélidos de la Guerra Fría, las listas negras y otras formas de censura, el hombre que manejará a partir del 1 de enero el ministerio de Educación considera necesario “limpiar” todo vestigio de marxismo y de “ideologización”.

Vélez Rodríguez era un personaje desconocido para buena parte de la comunidad educativa. Su nombre empezó a sonar desde el momento en que se descartó la posibilidad de que un militar se hiciera cargo de esa área sensible. Luego quedó en el camino el que parecía ser el candidato "natural" de los evangeistas: Mozart Neves Ramos. De acuerdo con los medios brasileños, Bolsonaro convocó a Vélez Rodríguez por su amistad con Olavo de Carvalho, un astrólogo y ensayista ultraconservador muy influyente en el mundo de la uyltraderecha que vive actualmente en Estados Unidos y  no ha sido ajeno a la designación.

ESCUELA SIN PARTIDO

El autor colombiano, quien reside en Brasil desde 1979, ha dejado en claro su coincidencia con Escuela sin Partido, un proyecto de los sectores más duros de la derecha política y religiosa para los que la escuela pública se ha convertido en un centro de adoctrinamiento político de la izquierda y de una inexistente "revolución cultural gramsciana". En las aulas, sostiene Vélez Rodríguez, en el mismo tono, se ha intentado " desmontar los valores tradicionales de nuestra sociedad, en lo que se refiere a la preservación de la vida, de la familia, de la religión, de la ciudadanía, en suma, del patriotismo". En una entrevista realizada años atrás, recuperada por el diario paulista Folha, el futuro ministro defendía que "todas las escuelas tuvieran Consejos de Ética que velaran por la recta educación moral de los ciudadanos estudiantes".

Al igual que el próximo ministro de Exteriores, Ernesto Araújo, Vélez Rodríguez aborrece el "el globalismo" y sus consecuencias culturales como "la locura propuesta de la educación de género". Desde las redes sociales, el ministro designado por Bolsonaro convocaba a "levantarse"  contra "esa maldad, ese crimen contra nuestras familias". Asegura saber de lo que habla por que en su juventud "militó" en "organizaciones terroristas".

Bolsonaro había designado ya como ministro de Defensa al general Fernando Azevedo e Silva; como titular de Seguridad Institucional al general Augusto Heleno Ribeiro; y encomendado el despacho de Ciencia y Tecnología al teniente coronel Marcos Pontes, astronauta y único brasileño que ha viajado al espacio en una misión de la NASA. Además, ubicó al diputado Onyx Lorenzoni en la estratégica secretaría de la Presidencia; a la diputada Tereza Cristina Correa, asociada al loby sojero, como titular de Agricultura, y al juez Sergio Moro, que dirigió la operación Lava Jato contra la corrupción, al frente de la cartera de Justicia. Para ña revista Piauí  "lo peor está por venir". Bolsonaro ha dado días atrás otras pistas después de conversar telefónicamente con el premier húngaro Viktor Orban: para el capitán retirado, los brasileños "no saben lo que es la dictadura". El régimen que imperó entre 1964 y 1985, dando comienzo al ciclo de golpes de Estado en Sudamérica fue, según su criterio, apena su Gobierno que impuso el orden.