Ir a contenido

Crecen las sospechas

Trump admite dudas de lo dicho por el príncipe saudí sobre el caso Khashoggi

El mandatario estadounidense reconoció que no sabe si Mohamed bin Salmán le ha mentido sobre lo que le pasó al periodista

El Periódico

El presidente estadounidense, Donald Trump, en París en el acto del Centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial

El presidente estadounidense, Donald Trump, en París en el acto del Centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial / Christian Hartmann (AFP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha admitido que no sabe si el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, le ha mentido sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, en un caso que ha provocado la indignación de la comunidad internacional.

En una entrevista transmitida por el canal Fox News, en la que ha hablado también de otros asuntos, el mandatario estadounidense aceptó sus dudas al respecto y aseguró: "No lo sé, sabes, quién puede saber la verdad", dijo Trump preguntado sobre si Bin Salmán le ha engañado.

El presidente subrayó que el príncipe heredero saudí ha negado en todo momento cualquier implicación con el asesinato. "Me dijo que no tenía nada que ver con eso -afirmó Trump-, me ha dicho eso diría que puede que unas cinco veces, en varios puntos, tan recientemente como hace unos pocos días".

Aun así, recordó que gente próxima a Bin Salmán probablemente esté implicada en el asesinato. "Ves que hemos puesto sanciones muy fuertes, sanciones masivas contra un gran grupo de gente de Arabia Saudí, pero al mismo tiempo tenemos un aliado y quiero permanecer con un aliado que en muchas maneras ha sido muy bueno", dijo Trump.

Informe completo

El mandatario conversó con la directora de la CIA, Gina Haspel, tras las informaciones difundidas por la prensa que apuntaba que esta agencia había concluido que el príncipe heredero saudí había ordenado el asesinato de Khashoggi, crítico con las autoridades del reino.

Después de esa charla, el presidente aseguró que la CIA todavía no ha evaluado nada y adelantó que será el lunes o el martes próximo, cuando su país tendrá un informe completo sobre la autoría de la muerte del periodista.

Khashoggi, como ha reconocido Riad, fue asesinado por un grupo de agentes llegados desde Arabia Saudí -algunos cercanos al príncipe heredero- en el consulado en Estambul, adonde acudió el pasado 2 de octubre para recoger unos documentos que le permitieran casarse con su prometida turca.

Trump confirmó que EEUU tiene en su poder la grabación de audio hecha por los servicios de inteligencia turcos del asesinato, aunque él no la ha escuchado porque "no hay motivo" y le han recomendado que no lo haga."Es una grabación de sufrimiento, es una grabación terrible", remarcó.

Modificaciones a su gabinete

Aparte de hablar del caso Khashoggi durante la entrevista, Trump abordó otros temas como los posibles cambios en el Gobierno y las investigaciones de la trama rusa, entre otros. Respecto a su Gabinete, reveló que está sopesando modificaciones: "Tengo tres o cuatro o cinco puestos sobre los que estoy pensando. De esos, puede que vayan acabar siendo dos, pero necesito flexibilidad", destacó.

En los últimos días, ha habido especulaciones sobre varios relevos en el Ejecutivo, como los de la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, o los del jefe de su Gabinete, John Kelly. De Nielsen, Trump resaltó que le gusta mucho y “es muy inteligente” pero deseó que “sea más dura”, mientras que sobre Kelly reconoció que “hay cosas que le desagradan” de él y otras que no tanto.

En cuanto al reciente nombramiento de Matt Whitaker como fiscal general interino del país, Trump aseguró que desconocía que el responsable hubiera criticado en el pasado las pesquisas de la trama rusa, que investigan la posible injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Noticias falsas

Por otro lado, el mandatario se quejó del tratamiento que le dispensan los medios. "Las noticias sobre mí son en gran parte falsas, son falsas, incluso a veces no hay ninguna fuente en muchos casos", lamentó.

Y apuntó que no descarta apagar la cámara que enfoca al periodista de la CNN, Jim Acosta en sus ruedas de prensa para evitar enfrentamientos como el protagonizado por ambos a principios de este mes, que se saldó con la retirada de la acreditación de este corresponsal.

Sin embrago, el viernes pasado un juez dispuso que se devolviera temporalmente la acreditación de prensa a Acosta, corresponsal jefe de la CNN ante el Despacho Oval, mientras se resuelve el caso que enfrenta al Gobierno y la cadena. En la entrevista Trump hizo, además, balance de su Presidencia, a la que puso una nota de matrícula de honor.