Ir a contenido

Juncker se tiene que ir de una rueda de prensa por llevar un zapato de cada color

La repentina salida del presidente de la CE de una comparecencia había vuelto a disparar los rumores sobre sus salud

El Periódico / Barcelona

El lío con los zapatos de Juncker.

La salida inesperada del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de una rueda de prensa este jueves por la noche ha vuelto a disparar las dudas sobre su salud. Durante la atención a los medios posterior a la cumbre de la UE con Sudáfrica, el jefe del Ejecutivo europeo salió de la sala de prensa y volvió a entrar después, durante el turno de preguntas. No obstante, el origen de su repentina salida obedece a que una de sus asistentes se da cuenta de que Juncker llevaba un zapato de cada color, una anécdota que ha hecho furor en las redes sociales.

El portavoz de la Comisión, Alexander Winterstein, ha respondido a la pregunta directa de un periodista sobre el estado de salud del político luxemburgués explicando que estaba enfermo. "Estaba tosiendo y no quería toser al lado del presidente [Donald Tusk]", ha afirmado. No obstante, durante su discurso antes de salir, Juncker no tosió en ningún momento. Pese a todo, el portavoz ha señalado que está bien de salud.

No es la primera vez que Juncker protagoniza un incidente de este estilo. El pasado julio se le vio tambalearse durante la foto de familia que los líderes de la OTAN en el parque del Cincuentenario en Bruselas.