Ir a contenido

INCONGRUENCIAS

Iberoamérica "apuesta" por las mujeres en una Cumbre sin presidentas

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha recordado el cariz "feminista" de su Gobierno

Efe

Felipe VI participa en la XXVI Cumbre Iberoamericana.

Felipe VI participa en la XXVI Cumbre Iberoamericana. / Efe

Iberoamérica ha apostado este viernes con claridad por la participación de las mujeres en todos los ámbitos para contribuir al desarrollo de la región, durante la XXVI Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno en la que no hubo ninguna presidenta.

En las palabras de bienvenida de la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, la única mujer con rango de jefa de Estado en este foro, la diplomática y economista costarricense aseguró que el organismo que dirige "ha apostado por las mujeres" en sus primeros cuatro años como titular.

"Hemos apostado, queridos presidentes, por las mujeres, por esa mitad de nuestra población, por esa mitad de nuestro potencial para transformar nuestras sociedades", enfatizó Grynspan.

La costarricense instó a los 22 países que asisten a la reunión a reforzar su lucha por la equidad de género y contra la violencia, a la vez que anunció la elaboración junto a ONU Mujeres de un informe que precise las barreras legales de los países que impiden el empoderamiento económico de las mujeres.

Intolerable

La secretaria consideró "intolerable" que aún haya legislaciones nacionales que impidan a las mujeres desarrollar ciertas profesiones así como que "en todas partes persista la brecha salarial en trabajos de igual valor".

En esa misma línea, el rey de España, Felipe VI, afirmó que la comunidad iberoamericana "no puede entenderse sin las mujeres".

"Somos un todo sin limitaciones ni exclusiones", añadió Felipe VI para afirmar que esa "evidencia" requiere "todavía mucho trabajo para hacerla plenamente real y efectiva en protección e igualdad".

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que recordó el cariz "feminista" de su Gobierno y que éste sea "más que paritario", pidió que el "faro" que ha de guiar a Iberoamérica sea "la igualdad entre hombres y mujeres".

Discriminación

"Es la mujer la que sufre la discriminación directamente, pero la sociedad entera sufre las consecuencias", dijo Sánchez antes de apuntar a la brecha salarial como "una de las mayores injusticias que se deduce de la desigualdad" de género.

El mandatario peruano, Martín Vizcarra, destacó la necesidad de aplicar políticas para la erradicación de la violencia de género e impulsar la igualdad entre hombres y mujeres.

Vizcarra hizo un repaso por las medidas implementadas en su país para lograr este propósito, abogó por superar las "desigualdades estructurales" que sufren las niñas y las mujeres en toda la región para garantizar sus derechos.

"Es necesaria la promoción de la igualdad y la no discriminación contra la mujer para la prosperidad de nuestros pueblos", señaló, a la vez que reiteró el "firme compromiso" de su nación para lograr este fin.

Por su lado, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, pidió acciones que "resulten en el empoderamiento real de niñas, jóvenes y mujeres en múltiples campos de acción que van desde la educación, la ciencia, la política y el mundo del empleo".

La igualdad de género fue uno de los grandes asuntos abordados por los líderes de esta Cumbre Iberoamericana, junto a la situación migratoria y el desarrollo sostenible, que también serán reflejados en la declaración final de la cita así como en los comunicados especiales.

La XXVI Cumbre Iberoamericana, que hoy se clausura, se celebra en un antiguo convento de la época colonial, Santo Domingo del Valle, reconvertido en hotel y que alberga varios museos.

Temas: Mujeres