Ir a contenido

Crisis política

Maduro a EEUU: "Yo voy a vivir 100 años" y "no podrán con nosotros"

El presidente de Venezuela repudia un presunto plan de Estados Unidos para matarlo y asegura que todos los días está amenazado

El Periódico

El presidente de Venezuela Nicolas Maduro interviene ante la Asamblea General de las Naciones Unidas ONU.

El presidente de Venezuela Nicolas Maduro interviene ante la Asamblea General de las Naciones Unidas ONU. / EPA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que sigue amenazado por una supuesta orden para matarlo del gobierno estadunidense, al que califica de "imperio" y aseguró que su respuesta ante esta situación es que vivirá 100 años "o más".

"Todos los días estamos amenazados por el imperio norteamericano. Le dieron la orden de matarme a la oligarquía de Bogotá, pero no podrá. Yo voy a vivir 100 años o más con la bendición de Dios y del pueblo". Y agregó: "Les digo que no han podido ni podrán con nosotros. Never in the life, jamás de los jamases", agregó.

Crítica sanciones económicas

En un acto sobre la política social de su gobierno, Maduro repudió las sanciones financieras de Estados Unidos, de las cuales responsabilizó a opositores como el diputado Julio Borges, "que hablan mal por el mundo de Venezuela y buscan sanciones contra nuestro país".

"El gobierno imperialista de Estados Unidos nos tiene perseguidos y bloqueados. Si quiero comprar un equipo especial para proteger a las embarazadas, el gobierno de Estados Unidos lo impide o nos retarda la compra, gracias a campañitas de bandoleros como Julio Borges", dijo.

Hace un esfuerzo sobrehumano

Señaló que el pueblo debe saber que el gobierno hace un esfuerzo "sobrehumano" para que el programa de recuperación económica, que puso en marcha en agosto pasado, y el carnet de la patria, un documento que emite el gobierno para los beneficiarios de sus programas sociales, sigan adelante. "Hagan lo que hagan ellos, les digo que no han podido, no podrán con nosotros, jamás", insistió.

Asimismo, Maduro insistió en que usará la polémica criptomoneda petro para financiar programas sociales. El petro, apuntalado por reservas petroleras, fue planteado para evadir las sanciones financieras de Estados Unidos, que a su vez replicó y prohibió todas las operaciones con la criptodivisa.