Ir a contenido

PRIMERA DAMA CON PODER

Trump decide echar a instancias de Melania a una asesora de seguridad nacional

La primera dama chocó con la número 2 de Bolton en su viaje a África y le acusa de propagar historias negativas

Idoya Noain

La primera dama de EEUU, Melania Trump, en su visita a Kenia.

La primera dama de EEUU, Melania Trump, en su visita a Kenia. / REUTERS

El poder de Melania Trump dentro de la Casa Blanca se acaba de demostrar. Según ha publicado The Wall Street Journal, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido echar de su Administración a Mira Ricardel, una asesora de seguridad nacional con la que la primera dama chocó durante su reciente viaje a África. El equipo de Melania Trump, según el rotativo, también ha trasladado al presidente las sospechas de que Ricardel está detrás de la propagación de historias negativas sobre la primera dama.

Melania Trump y Ricardel chocaron, según la información, por varios motivos durante el primer gran viaje en solitario de la primera dama, desde por el reparto de asientos en el avión hasta por la asignación de recursos del Consejo de Seguridad Nacional. Y la directora de comunicaciones de Melania Trump, Stephanie Grisham, ha dicho este martes que la postura de la oficina de la primera dama es que “Ricardel no merece el honor de servir en esta Casa Blanca”.

Nielsen y Kelly

Ricardel ha sido número dos del asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, y ha tenido también una relación tensa con el secretario de Defensa, James Mattis, y el Pentágono. Su salida, que se espera inminente, se sumará a otras que se esperan en el equipo de Trump, que remodela su equipo con la vista puesta en la campaña de reelección del 2020.

El día después de las elecciones legislativas, Trump obligó a dimitir al fiscal general, Jeff Sessions. Aunque sin fecha definitiva tiene decidido ya prescindir de la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, a la que acusa de no ser suficientemente dura en política de inmigración. Según el Journal el presidente es consciente de que expulsar a Nielsen podría llevar a su jefe de gabinete, John Kelly, a presentar la dimisión, y Trump estudia reemplazarlo con Nick Ayers, actualmente jefe de gabinete del vicepresidente, Mike Pence.