Ir a contenido

Incendio forestal

Los incendios de California calcinan un pedazo de la historia del cine

Los tres enormes fuegos descontrolados han destruido casi 7.000 viviendas y han causado la muerte a 31 personas

Ricardo Mir de Francia

Más de 30 fallecidos y más de 200 desaparecidos en el incendio que afecta a California (EEUU) / ROBYN BECK / AFP (ATLAS VÍDEO)

Enclavado en las montañas de Santa Mónica, al norte de Los Ángeles, el parque estatal Malibú Creek fue hasta 1976 uno de los estudios de 20th Century Fox. Sus montes y barrancos escarpados sirvieron de plató para ‘El Planeta de los simios’‘Viva Zapata’ o ‘Ámame tiernamente’, el western que sirvió para el debut cinematográfico de Elvis Presley. Años más tarde se rodó allí también ‘Mash’, aquella comedia televisiva ambientada en la Guerra de Corea, una de las grandes atracciones de un parque que atraía cada año a millones de visitantes. Pero ni el plató de ‘Mash’ ni el pueblo del Oeste del vecino Rancho Paramount, donde se filmó la serie ‘Westworld’ de HBO siguen allí. Han sido consumidos por las llamas de uno de los tres incendios que asolan California, según informa ‘Los Ángeles Times’.

Ya son 31 muertos y un centenar los desaparecidos en los incendios de California. / JOSH EDELSON / AFP (EFE VÍDEO)

Ese incendio de Woosley había acaparado hasta ahora poca atención ante la devastadora destrucción de Camp Fire, que ha calcinado 6.700 viviendas en el norte del estado y ha matado a 29 personas. Pero su avance por una de las zonas más pobladas de California y la climatología adversa han disparado sus potenciales riesgos. Los meteorólogos predicen vientos de hasta 100 kilómetros por hora en los valles y cañones del sur de California, una circunstancia que unida a la falta de humedad que se registra en la región generan las condiciones perfectas para que las llamas se expandan. Hasta ahora el Woosley ha arrasado una superficie de 346 kilómetros cuadrados y ha destruido 177 estructuras. Dos personas han muerto.

Las casas de famosos

Sus llamas no solo han destruido parte del patrimonio cinematográfico del estado. También han barrido del mapa las mansiones de algunos de los residentes más celebres de Malibú, como Neil YongMiles Cyrus o Gerard Butler. "Ya perdí mi casa en un incendio de California. Ahora vuelvo a perderla", escribió Young en su web oficial. El músico canadiense aprovechó para criticar al presidente Donald Trump por negar las consecuencias del cambio climático y atribuir la devastación de los incendios a la "pobre gestión forestal" de los gobiernos demócratas del estado, unas palabras que han levantado una ola de indignación.

Por todo el estado, 300.000 personas han tenido que ser evacuadas 31 han perecido, aunque se espera que la cifra vaya aumentando porque hay decenas de desaparecidos. El incendio que barre la Sierra Nevada al norte de Sacramento, la capital del estado, ha sido ya descrito como el "más devastador en la historia moderna de California". Bautizado como Camp Fire ha destrozado casi completamente la localidad de Paradise, convertida en un erial apocalíptico de cenizas. "“Tendré pesadillas el resto de mi vida", le ha dicho a la CNN Susan Miller, una mujer escapó con su hija en coche, viendo a los lados como las llamas calcinaban hileras enteras de casas.

Camp Fire ha destruido más de 6.700 viviendas y negocios en un área de 457 kilómetros cuadrados. Solo un 25% del incendio se daba por controlado el lunes por la mañana. "Esta no es la nueva normalidad, es la nueva anormalidad", ha dicho el gobernador de California, Jerry Brown. En contra de las opiniones que salen desde la Casa Blanca, Brown afirmó que el cambio climático está poniendo en peligro el modo de vida de la rica California. “Desgraciadamente, la mejor ciencia nos dice que la sequedad, el calor, la sequía y todas esas cosas se intensificarán en los próximos años”, añadió el demócrata.