Ir a contenido

COMICIOS EN MAYO

El PPE se reúne para elegir a su jefe de filas para las elecciones europeas

El eurodiputado alemán Manfred Weber parte como claro favorito frente al exprimer ministro finlandés Alex Stubb

Silvia Martinez

Alexander Stubb y Manfred Weber, durante el Congreso del PPE en Helsinki. 

Alexander Stubb y Manfred Weber, durante el Congreso del PPE en Helsinki.  / LEHTIKUVA HEIKKI SAUKKOMAA (REUTERS)

En seis meses, del 23 al 26 de mayo, tendrán lugar las próximas elecciones al Parlamento Europeo y los partidos políticos preparan ya el terreno con la elección de sus respectivos jefes de filas y, por tanto, sus candidatos a presidir la próxima Comisión Europea. Tras la confirmación del holandés Frans Timmermans como cabeza de lista del Partido Socialista Europeo, este jueves será el turno del Partido Popular Europeo que elegirá a su spitzenkandidat durante el Congreso que celebra este miércoles jueves en Helsinki y al que asisten primeros ministros y líderes de toda Europa. En liza dos candidatos: el alemán Manfred Weber (46 años) y el finlandés Alex Stubb (50).

El exprimer ministro y diplomático finlandés, que ha sido primer ministro y responsable de exteriores o finanzas, juega en casa, pero el eurodiputado alemán y jefe de filas del grupo en la Eurocámara parte como claro favorito ante una votación que se celebrará este jueves, será secreta y en la que tienen derecho a voto 758 delegados, 42 de ellos del PP español que estará liderado por su presidente, Pablo Casado. Los populares españoles ya han expresado públicamente su apoyo a Weber, lo mismo que muchas otras delegaciones, empezando por la potente alemana, e incluida Forza Italia que lidera Silvio Berlusconi y el Fidesz del primer ministro húngaro, Viktor Orban, que lo prefiere al liberal Stubb.

Aunque Weber -el candidato de Angela Merkel, miembro de la CSU bávara, que ha hecho carrera política en la burbuja de Bruselas y no tiene experiencia de gobierno- fue uno de los pocos alemanes que votaron en el pleno de Estrasburgo a favor de activar el artículo 7 del Tratado contra Hungría, su respuesta a la actitud desafiante de Orban ha sido mucho más tibia y menos tajante que la de Stubb, que tiene claro que si el húngaro no respeta los valores básicos del PPE debería quedarse fuera de la familia conservadora.

Proyecto liberal y moderno

Tenga más o menos opciones, el entusiasmo con el que ha enfocado el finlandés la campaña de primarias le ha granjeado la simpatía de muchos colegas como el ministro de exteriores irlandés, Simon Coveney, que le ha agradecido públicamente una campaña “positiva, inteligente y moderna” para intentar que la gente se implique en Europa. Stubb, que ha recorrido media Europa para vender un proyecto liberal y moderno, no lo ha tenido fácil y de hecho se ha quejado de trabas internas en el PPE. "Que haya habido una conspiración contra él es falso. Siempre se ha procurado hacer de la manera más equilibrada posible", aseguran desde la formación.

Como telón de fondo de esta elección, la decisión del PPE de optar por la visión más conservadora que encarna Weber o la liberal que representa el corredor de maratones Stubb. Lidere quien lidere el PPE en las próximas elecciones europeas no tendrá la jefatura de la Comisión Europea garantizada. Si los populares repiten el resultado y se alzan victoriosos, tal y como apuntan las encuestas, tendrá muchas papeletas pero la última palabra la tendrán los jefes de estado y de gobierno de la UE que siguen recelando del sistema de los spitzenkandidaten, que ya se utilizó en 2014 para elegir a Jean-Claude Juncker, y pretenden mantener su derecho de elegir al candidato que logre un mayor consenso. Todo dependerá de los resultados de unos comicios rodeados de una gran incertidumbre.

Timmermans, el elegido del PSE

El Partido Socialista Europeo, por su parte, ya tiene candidato. Se trata del holandés Frans Timmermans, actual vicepresidente de la Comisión y exministro de Exteriores. La formación debía elegir a su cabeza de lista en el Congreso que celebrarán en Lisboa a principios de diciembre pero el segundo contendiente en liza, el también vicepresidente de la Comisión y eslovaco Maros Sefcovic decidió dar un paso atrás en interés de "la unidad" del partido.

Los liberales europeos, mientras tanto, todavía no han designado a un jefe de filas -suena con fuerza la danesa Margrethe Vestager- aunque la carrera para elegirlo arrancará este viernes en Madrid durante el Congreso anual de la formación. Los Verdes, mientras tanto, celebrarán su Congreso entre el 23 y 25 de noviembre en el que competirán cuatro candidatos: la belga Petra de Sutter, el holandés Bas Eickhout. la alemana Ska Keller y el búlgaro Atanas Schmidt.