Ir a contenido

Terrorismo islámico

El Estado Islámico utiliza Turquía como el centro de mando para sus acciones

Según las autoridades holandesas, los yihadistas utilizan este país para "reorganizar nuevos planes" tanto en Medio Oriente como en Europa

El Periódico

Destrozos causados por el atentado yihadista en el barrio bagdatí de Karrada.

Destrozos causados por el atentado yihadista en el barrio bagdatí de Karrada. / AP / KARIM KADIM

La organización terrorista Estado Islámico (EI) usa Turquía para "restaurar, reorganizar y forjar nuevos planes", aseguró el servicio de inteligencia holandés (AIVD), que advirtió de que "los intereses turcos no siempre se corresponden con las prioridades europeas" en la lucha contra el terrorismo.

"Las autoridades turcas actúan contra el EI y Al Qaeda, pero le dan prioridad al PKK (la guerrilla kurda del Partido de Trabajadores de Kurdistán). Debido a esto ambas organizaciones tienen espacio suficiente para respirar y la libertad de movimientos para mantenerse", afirma el AIVD.

Amenazas terroristas

En un informe, este organismo explica que el "espacio" que da Turquía al EI es una de las razones para que la "amenaza terrorista" esté presente en la sociedad europea. La frontera turco-siria se ha utilizado durante los últimos años por los yihadistas para entrar en el autoproclamado "califato" desde junio de 2014, “pero una vez que el EI ha perdido territorio, sus combatientes están intentando regresar a Europa”, indica el informe.

Desde el estallido del conflicto en Siria e Irak, al menos 310 yihadistas holandeses se han sumado a la causa, según el AIVD, que detalla que unos 85 han muerto, 55 han regresado y 35 ya no están en la zona de batalla y se encuentran detenidos o en un campo de refugiados.

El servicio de inteligencia holandés concluye que la amenaza yihadista contra Occidente se mantendrá en el mismo nivel en los próximos años y aseguró que tanto Al Qaeda como el EI siguen movilizando seguidores y teniendo planes para cometer atentados.

Ataques a pequeña escala

Añade el informe que el EI depende ahora de individuos que, inspirados en sus vídeos y llamamientos, llevan a cabo ataques extremistas a pequeña escala en lugares públicos y difíciles de proteger, como el mercado de Navidad de Berlín (2016), las Ramblas de Barcelona (2017) o el Puente de Londres (2017).

El AIVD alerta de que, a pesar de haber estado en la sombra desde que el líder del EI, Abu Bakr Al Bagdadi, proclamó el califato en 2014, Al Qaeda sigue activa y ha aprovechado estos años para crear una gran red a nivel internacional y reforzar su presencia en diferentes países.

El servicio de inteligencia holandés cree que el movimiento yihadista cuenta con más de 500 seguidores y varios miles de simpatizantes en Holanda.