Ir a contenido

Medio Oriente

Iraníes protestan contra los EEUU y rechazan las sanciones al sector petrolero

Se manifiestan con cánticos de "Muerte a EEUU" y celebran el aniversario de la toma de la embajada estadounidense en 1979

El Periódico

Ciudadanos iraníes queman banderas estadounidenses en el aniversario del asalto a la embajada de los Estados Unidos en Teherán

Ciudadanos iraníes queman banderas estadounidenses en el aniversario del asalto a la embajada de los Estados Unidos en Teherán / Tasnim News Agency (REUTERS)

Como parte del rechazo que existe en contra del gobierno de estadounidense,  una multitud de iraníes se manifestó con cánticos de “Muerte a Estados Unidos” para conmemorar el aniversario del asalto a la embajada estadounidense durante la Revolución Islámica de 1979 y protestar contra la inminente reimposición de las sanciones contra el sector petrolero, que es vital para su sistema económico.

Miles de estudiantes que participaron en la marcha organizada por el gobierno en la capital, Teherán, y que fue transmitida en vivo por la televisión estatal, quemaron la bandera de las barras y estrellas, una imagen del Tío Sam y fotografías del presidente Donald Trump fuera del complejo que alberga a la misión estadounidense en el centro.

Estudiantes de línea dura irrumpieron en la Embajada de Estados Unidos el 4 de noviembre de 1979, poco después de la caída del sah respaldado por Washington y 52 estadounidenses quedaron retenidos como rehenes por 444 días. “Desde entonces, los dos países son enemigos en veredas opuestas del conflicto en Oriente Medio”, aseguró la agencia Reuters.

Juran lealtad al régimen

Los medios estatales iraníes dijeron que acudieron millones de personas a las manifestaciones, celebradas en la mayoría de ciudades y pueblos del país, jurando lealtad al régimen clerical y a su autoridad máxima, el ayatolá Alí Jamenei. Reuters no pudo confirmar de manera independiente la cifra de participantes.

Las marchas con los cánticos “Muerte a Estados Unidos” se celebran cada año en el aniversario de la toma de la embajada, pero en esta ocasión la tensión entre Washington y Teherán es especialmente fuerte tras la decisión tomada por Trump en mayo de retirarse del acuerdo nuclear firmado por las potencias mundiales en 2015 y reimponer las sanciones contra Irán.

Entre los actos celebrados por el aniversario del asalto a la embajada destacó una exposición de viñetas llamada “Donald Salman”, en referencia a los estrechos lazos entre el presidente de Estados Unidos y el rey Salman, que gobierna Arabia Saudita, archirrival de Irán en la lucha por la preeminencia regional.

Sanciones de EEUU

La restauración de las sanciones estadounidenses a partir de este lunes contra las ventas petroleras y el sector bancario iraní forma parte de un amplio esfuerzo de Trump para obligar a Teherán a detener por completo su programa nuclear y de misiles balísticos, así como su apoyo a fuerzas aliadas en varios conflictos que afectan a Oriente Medio.

El máximo comandante de la Guardia Revolucionaria iraní, el general de brigada Mohammad Ali Jafari, dijo en la manifestación de Teherán que “Estados Unidos ha lanzado una guerra económica y psicológica como último recurso (...) pero sus tramas y planes de sanciones serán derrotados con una resistencia continua”.