Ir a contenido

CRISIS DE REFUGIADOS

Bangladés pacta con Birmania empezar a repatriar a 700.000 rohinyás

Las autoridades de Rangún aseguran que han formado a la policía y a otros cuerpos de seguridad en talleres contra la discriminación

Europa Press

Refugiados rohingyá caminan en el campo de Kutubpalang, en Bangladés.

Refugiados rohingyá caminan en el campo de Kutubpalang, en Bangladés. / EPA MONIRUL ALAM (EFE)

El proceso de repatriación de los cientos de miles de refugiados rohinyás que se encuentran en Bangladés tras huir de la represión en el estado birmano de Rajine durante el 2017 comenzará a mediados de noviembre, según ha anunciado el ministro de Exteriores de Birmania, Mynt Thu.

"Tenemos la voluntad política para la repatriación. Comenzaremos el proceso el mes que viene", ha explicado el ministro birmano a la prensa en Bangladés, según informan los medios locales.

La decisión se ha tomado tras la tercera reunión del grupo de trabajo de los dos países celebrada en Bangladés. "Las discusiones han sido fructíferas y nos han garantizado que los rohinyás serán devueltos a sus tierras manteniendo su seguridad e integridad", ha señalado por su parte Shahidul Haque, ministro de Exteriores bangladesí.

Haque ha asegurado que "se han tenido todos los aspectos en mente" y que "una parte de los rohinyás serán devueltos a mediados de noviembre", si bien no ha ofrecido un dato respecto al número de refugiados que regresarán a Birmania.

Organizaciones humanitarias

Tanto las agencias de la ONU como las oenegés que trabajan con los refugiados rohinyás en Bangladés han insistido en que aún no se dan las condiciones para el retorno a Birmania y han insistido en que de producirse, debe ser voluntario, informado y de forma digna.

A este respecto, el ministro de Exteriores birmano ha asegurado que Birmania "ha formado a la policía y los distintos cuerpos de seguridad en talleres para educarles contra la discriminación". "Además, hemos estado concienciando contra tales discriminaciones", ha dicho Mynt.

Haque ha reconocido que "esta repatriación es un proceso complejo, que requiere voluntad política" y ha señalado que "Birmania tiene esa voluntad".

Investigación en curso 

La misión de investigación independiente sobre Birmania creada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU denunció en septiembre que el Ejército de Birmania y sus máximos responsables deben ser investigados y procesados por genocidio en el norte del estado de Rajine así como por los crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos no solo en este estado sino también en los de Kachin y Shan, donde están activos grupos armados étnicos.

"La necesidad militar nunca justificaría los asesinatos indiscriminados, la violación grupal de mujeres, la agresión a niños y la quema de localidades enteras", dijeron los investigadores. Para ellos, las tácticas llevadas a cabo por el Ejército birmano, el Tatmadaw, "son enormemente desproporcionadas con respecto a las actuales amenazas de seguridad, especialmente en Rajine.