Ir a contenido

CASO SIN RESOLVER

Erdogan exige a los saudís que digan quién ordenó el asesinato de Khashoggi

El presidente turco, que ha anunciado que el fiscal general saudí viajará este fin de semana a Turquía, les ha pedido también que aclaren dónde está el cadáver del periodista

Adrià Rocha Cutiller

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan. / AFP/ KAYHAN OZER

Al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, cada día que pasa le queda algo menos de paciencia con la monarquía saudí por el ‘caso Khashoggi’. A cada nuevo discurso que hace, Erdogan aprieta un poco más las tuercas: intensifica la fuerza de sus palabras y calienta algo más la temperatura de la sala, ya de por sí ardiendo.

Este viernes, el presidente turco se ha despachado a gusto: «¿Quién dio la orden? ¿Quién ordenó a 15 saudís a venir a Turquía? ¿Dónde está el cuerpo de Khashoggi? [Arabia Saudí] debe rebelar la identidad del colaborador turco —al que se encargó, según las investigaciones, deshacerse del cadáver—», ha exhortado Erdogan ante miembros de su partido.

Mayor presión internacional

La presión internacional para que Riad esclarezca de una vez lo ocurrido —hace ya tres semanas— aumenta. Este jueves, tras ser demandado por Estados Unidos, Arabia Saudí levantó la prohibición de salir del país al hijo del periodista asesinadoSalah Khashoggi cogió un avión directo hacia Washington. Ha llegado este viernes.

La casa real saudí ha asegurado, en distintas versiones, que la muerte de Khashoggi padre fue un accidente; después, que el grupo de 15 saudís que lo mataron en su consulado en Estambul actuaron sin órdenes y por su cuenta.

Pocos gobiernos en el mundo se creen esa versión. Los que sí lo hacen se cuentan rápido: los aliados de Arabia Saudí, es decir, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto y Kuwait. A los que, este viernes, se ha sumado Rusia. El Kremlin ha asegurado creerse al rey saudí, Salmán Bin Abdulaziz, y el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, cuando dicen que ellos no tuvieron nada que ver con el asesinato de Khashoggi.

«Más información»

La investigación turca, a través de filtraciones anónimas, sin embargo, ha estado contradiciendo constantemente a la versión saudí. Según los turcos, la muerte del periodista fue algo premeditado; una acción estudiada y planeada con días de antelación. Que murió en un interrogatorio que salió mal, dicen, es una mentira que alguien en Riad se ha inventado «sobre la marcha».

«Por supuesto que tenemos otras informaciones que aún no han sido publicadas sobre el asesinato salvaje de Khashoggi. Pero no hay ninguna necesidad de apresurarse. Demandamos a Riad que castigue a los responsables, sin que importe cuán alto sea su cargo», ha dicho este viernes Erdogan.

Pero el presidente turco quiere que, al final, la justicia la imparta Turquía. En otros discursos le ha pedido al rey saudí que extradite a Turquía a los miembros del comando que mató a Khashoggi: aunque pasara dentro del consulado saudí, para Erdogan es una afrenta que otro país asesine a alguien dentro de las fronteras turcas. Por ello, para colaborar en la investigación turca, Erdogan ha explicado que el fiscal general saudí viajará este fin de semana a Estambul.

«Se lo dije al príncipe heredero. Le dije: “Tú sabes cómo hacer que la gente hable. Lo que sea que pasó entre esas 15 personas, ese asunto turbio está entre ellos. Si estás determinado a quitar las sospechas [contra ti], entonces la clave es que cooperes entregando a esas personas», ha dicho Erdogan. Quiere juzgarlos en Turquía.