Ir a contenido

Se necesita ayuda internacional

Trinidad y Tobago se declara en "desastre nacional" por lluvias

Los ciudadanos estpan encaramasdos en los tejados de sus residencias para evitar ser arrastrados por las inundaciones

El Periódico

Algunas de las zonas más afectadas son el área de Saint Helena.

Algunas de las zonas más afectadas son el área de Saint Helena. / EFE

El primer ministro de Trinidad y TobagoKeith Rowley, declaró el domingo en "desastre nacional" al país caribeño por las copiosas lluvias caídas que han provocado que miles de personas queden desamparadas.

Rowley anunció en rueda de prensa que se dirigirá al consejo de ministros para que apruebe una ayuda económica de emergencia para asistir a los afectados.

"Nos aseguraremos de que el dinero se distribuirá de manera efectiva y lo más rápido posible para los más necesitados", afirmó Rowley.

Vídeos colgados en redes sociales muestran a ciudadanos encaramándose a los tejados de sus residencias para evitar ser arrastrados por las inundaciones provocadas por las lluvias caídas los últimos cuatro días.

De igual manera, se ve a ciudadanos utilizando embarcaciones pequeñas y motoras acuáticas asistiendo y rescatando a sus vecinos.

Algunas de las zonas más afectadas son el área de Saint Helena/Kelly y Sangre Grande.

Por su parte, el arzobispo católico Jason Gordon pidió a los feligreses a que donen agua y comida para repartirla en las parroquias para esas personas que estén buscando refugio.

La aerolínea local, Caribbean Airlines, informó en un comunicado hoy de que debido a las condiciones del tiempo los viajes continúan interrumpidos en los Aeropuertos internacionales Piarco y Arthur NR Robinson.

Mientras el país afronta esta situación, un terremoto de 5,1 grados en la escala Richter se registró al mediodía del domingo.