Ir a contenido

Alemania pide a sus socios de la UE que dejen de vender armas a Arabia Saudí

Los 28 mantienen perfil bajo e insisten en que haya una investigación "creíble y transparente" del asesinato de Jamal Khasoghui

Silvia Martinez

Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea. 

Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea.  / EFE / BORISLAV TROSHEV

La desaparición y presunto descuartizamiento del periodista saudí Jamal Khasoghi ha hecho saltar de nuevo las alarmas en las instituciones europeasAlemania, que anunció el domingo la supensión en la venta de armas a Riad, ha instado al resto  de países de la UE a hacer lo mismo hasta esclarecer el caso pero la Unión Europea –en su conjunto- no se plantea de momento castigar al régimen de Riad con un embargo similar al que aplican a países como Venezuela, Libia o Rusia. Adoptar una medida de ese calado requeriría de una unanimidad que hoy en día no existe.

Tres semanas después y tras varias versiones contradictorias, las primeras pruebas confirman que el periodista fue asesinado el pasado 2 de octubre en el consultado general de Arabia Saudí en Estambul, en lo que el ministro de exteriores saudí, Adel al Jubeir, ha calificado de un "grave y enorme error". En Bruselas consideran sin embargo que no hay todavía "una fotografía completa" de lo ocurrido y antes de tomar decisiones quieren "más claridad" y "consultas" a diferentes niveles y contextos.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, admitió el sábado que "las circunstancias emergentes son profundamente preocupantes" e insistió en "la necesidad de una investigación continua, exhaustiva, creíble y transparente que brinde la debida claridad sobre las circunstancias del asesinato y garantice la plena responsabilidad de todos los responsables".

Comunicado a tres bandas

El domingo Francia, Reino Unido y Alemania elevaban todavía más el tono. "No hay nada que pueda justificar este asesinato y lo condenamos en los términos más fuertes posibles", advirtieron en un comunicado conjunto en el que no está la firma de España. Y este lunes se ha sumado la Eurocámara. "Las autoridades de Arabia Saudí deben identificar y castigar a los autores materiales del asesinato", ha urgido su presidente, Antonio Tajani.

Bruselas no descarta cambios en la postura de la UE "en las próximas semanas" pero de momento Berlín es el único que ha alzado la voz y ha anunciado su decisión de no aprobar nuevos contratos con un régimen al que exportan armas al menos 14 Estados miembros, incluidos Francia, Reino Unido y España que. "No tendrá consecuencias positivas si detenemos las exportaciones pero otros países rellenan la brecha", ha avisado el ministro alemán de Economía, Peter Altmaier.

La UE cuenta desde el año 2008 con una posición común que compromete a los 28 a no vender armas si existe "un riesgo claro" de que podrían ser utilizadas para vulnerar los derechos humanos, tal y como la Eurocámara denuncia ocurre con Arabia Saudí, país al que consideran responsable de la guerra en Yemen. No obstante, la decisión de conceder o no las licencias de exportación es responsabilidad de los estados miembros, que tienen la competencia de valorar caso a caso si se cumplen los criterios para ello.

El Europarlamento pide el embargo

Después de Estados Unidos, la UE es el segundo exportarde armas a terceros países pero a juicio de la Eurocámara no lo hace con la suficiente transparencia y control. Es lo que denuncia la comisión de exteriores y defensa en una resolución que votará en noviembre. El texto afea que el último informe sobre exportación de armas (de 2016) se publicó en febrero pasado y no incluye todos los datos lo que impide tener una fotografía completa. Además, vuelve a pedir un embargo de armas a Arabia Saudí porque ayudan a mantener el bloqueo en Yemen.