Ir a contenido

NUEVA GUERRA FRÍA

Rusia amenaza con "represalias" por la retirada de EEUU del pacto nuclear

El Kremlin exigirá explicaciones al asesor de seguridad nacional, John Bolton, en su visita a Moscú

Gorbachov, uno de los artífices del tratado, advierte de los peligros de otra carrera armamentística

Marc Marginedas

Putin observa con unos prismáticos el desarrollo de las maniobras militares en Tsugol.

Putin observa con unos prismáticos el desarrollo de las maniobras militares en Tsugol. / ALEXEY NIKOLSKY

El anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar a su país del Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias (INF, por sus siglas en inglés) ha tenido el efecto de una bomba en Moscú, aunque las reacciones de peso vendrán a buen seguro tras las explicaciones que deberá ofrecer el asesor de seguridad nacional de EEUU, John Bolton, durante su inminente visita a la capital rusa. El viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, ha calificado la decisión de "muy peligrosa", y ha amenazado con "represalias".

Riabkov ha empleado palabras especialmente duras en su respuesta al líder de la Casa Blanca, muy poco habituales para un alto diplomático. Ha acusado a EEUU de actuar de forma "torpe" y "grosera", y ha prevenido que su país responderá con medidas que implicarán "la tecnología militar". El responsable ruso no solo ha negado tajantemente que su país haya violado el tratado INF, sino que ha acusado a su rival de hacer lo propio en esta nueva guerra fría entre ambas superpotencias nucleares que va tomando cuerpo poco a poco. "No solo no violamos el tratado, sino que lo respetamos de la forma más estricta; en cambio, hemos tenido que dar pruebas de paciencia a lo largo de los años a las flagrantes violaciones por parte de EEUU".

De las palabras de Riabkov se deduce que el Kremlin espera que no pocos países aliados de EEUU se posicionen en contra de la retirada. "Estoy seguro de que la comunidad internacional no la comprenderá [la decisión] y de que va a provocar condenas muy graves", ha destacado. 

La reacción del líder del Kremlin y de los principales ministros rusos concernidos deberá esperar al final de la visita de dos días a la capital rusa que Bolton ralizará a partir de este lunes. El consejero de seguridad nacional se reunirá con importantes dirigentes, incluyendo el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, su homólogo ruso, Nikolái Patrushev, y finalmente con el propio presidente ruso, Vladímir Putin. "Esperamos que nos va a explicar de forma más sustancial y clara qué acciones EEUU piensa emprender", ha enfatizado Riabkov.

La desolación de Gorbachov

Quien este domingo no ocultaba su desolación era el expresidente soviético Mijaíl Gorbachov, uno de los artífices del tratado INF, firmado por él y por el difunto expresidente norteamericano Ronald Reagan en Washington en 1987. "Bajo ninguna circunstancia se deben romper viejos acuerdos de desarme. ¿No entienden en Washington a lo que esto podría llevar?", ha declarado a la agencia Interfax.

El motivo que aduce Washington para denunciar el tratado son las pruebas que ha realizado Rusia con el misil 'Novator 9M729', en la terminología de la OTAN SCC-8. Según Christopher Ford, vicesecretario de Estado para la Seguridad y No Proliferación, el proyectil tiene un alcance de entre 500 kilómetros 5.500 kilómetros, el radio vetado por el tratado INF. Muchos especialistas dudan de que Washington pueda finalmente probar sus acusaciones para conseguir recabar el apoyo de sus aliados, aunque tampoo lo descartan. "Dado que EEUU parece muy confiado en su conclusión acerca del alcance del 9M729, debemos asumir que tiene buena información", ha escrito Pável Podvig, director del Proyecto Fuerzas Nucleares Rusas.

El tratado INF es uno de los pilares del desarme nuclear global, y supuso la eliminación, en 1991, de casi 2.700 cabezas nucleares, muchas de ellas por parte de la extinta Unión Soviética. Todo apunta a que Rusia intentará responsabilizar ante los ojos de la comunidad internacional a EEUU del paso atrás en la desnuclearización del planeta. Sin embargo, en el pasado Moscú también ha dado a entender que podría acabar denunciando el tratado en respuesta al despliegue de escudos antimisiles en antiguos miembros del Pacto de Varsovia

La decisión puede ser el prólogo de una nueva carrera armamentística mundial, algo que ya aireó el propio presidente de EEUU poco antes de asumir el cargo, en diciembre del 2016. "Les vamos a superar en cada pasada y les vamos a sobrevivir", declaró entonces a la cadena CNBC. 

Los principales tratados de desarme

Start III o Nuevo Start

Firmado por los presidentes Barack Obama y Dmitri Medvédev en Praga en el 2010, puso fin oficialmente a la guerra fría. Ambas partes se comprometen a reducir sus arsenales a 1550 ojivas nucleares y a 800 lanzaderas de misiles balísticos.

Acuerdo de 1990 sobre las Armas Químicas

Firmado por los presidentes Mijaíl Gorbachov y George Bush en 1990 en Washington, establece los parámetros para la destrucción de los arsenales químicos, el fin de la producción de estas sustancias y el régimen de inspecciones.  

Tratado de No Proliferación Nuclear

Es un tratado abierto del que forman parte tanto EEUU como Rusia, en calidad de heredera de la URSS, que restringe la posesión de armas nucleares a solo cinco estados: EEUU, Rusia, el Reino Unido, Francia y China. Corea del Norte se retiró, y la India, Pakistán e Israel no lo han firmado. 

Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa

Limita el despliegue de armas convencionales en Europa, desde Portugal a los Urales. Por ejemplo, 40.000 tanques, 40.000 piezas de artillería o 4.000 helicópteros de ataque. En el 2007, Rusia anunció su intención de no cumplir con las obligaciones del pacto.

Tratado de Cielos Abiertos

Firmado en Helsinki en 1992, establece un programa de vuelos de vigilancia no armada sobre la totalidad del territorio de los 34 países que lo han ratificado.