Ir a contenido

ENTREVISTA

Salvini se plantea ser candidato a la presidencia de la Comisión Europea

El dirigente de la Liga Norte asegura que "amigos de diferentes países europeos" se lo han propuesto

AFP

El ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini. 

El ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini.  / STEFANO RELLANDINI (REUTERS)

Matteo Salvini, líder de la extrema derecha italiana y vicepresidente y ministro del Interior del Gobierno de Roma, ha asegurado este jueves que está considerando postularse para la presidencia de la Comisión Europea si una coalición soberanista gana las próximas elecciones europeas.

"Es cierto, amigos de diferentes países europeos me lo preguntan, me lo proponen", ha manifestado Salvini en una entrevista publicada por el periódico 'La Repubblica'. "Es bueno que me vean como un punto de referencia para la defensa de los pueblos, incluso fuera de Italia", ha añadido.

"En este momento, entre el presupuesto, Europa, los inmigrantes, no he tenido tiempo de evaluar la propuesta, mayo todavía está muy lejos, veremos, lo pienso", ha agregado el aliado italiano de la líder ultra francesa, Marine Le Pen.

Salvini, de 45 años, se puso en el 2013 al frente de la Liga Norte, un partido secesionista al borde del abismo, y lo convirtió en una formación nacionalista triunfante, bajo el lema 'los italianos primero'.

Después de superar a Silvio Berlusconi con una coalición de derecha con el 17% de los votos en las elecciones generales de marzo, se unió al Movimiento 5 Estrellas para gobernar.

Con un discurso firme contra los migrantes o Bruselas, ahora supera el 30% de intención de voto en las encuestas.

Críticas al presupuesto

El presidente de la Comisión Europea es nombrado por el Consejo de jefes de Estado y de Gobierno, pero a propuesta del partido o grupo mayoritario en el Parlamento Europeo.

En la entrevista, Salvini también ataca a la Comisión Europea y a su presidente Jean-Claude Juncker, que son muy críticos con el proyecto de presupuesto italiano.

"Somos responsables ante 60 millones de italianos, no ante ellos, el presupuesto no cambiará una coma, pero no se permiten enviar a la troika o los comisarios. Que se detengan y dejen trabajar al Gobierno de los italianos ", ha zanjado.