Ir a contenido

En el consulado de Arabia Saudí

Turquía dice tener grabaciones que prueban el asesinato de Khashoggi

Segun el 'Washington Post' en estas se muestra que el periodista fue detenido en el consulado saudí por un equipo de seguridad, que después le mató y desmembró su cuerpo

Adrià Rocha Cutiller

Jamal Jashoggi, periodista saudí desaparecido desde el 2 de octubre del 2018.

Jamal Jashoggi, periodista saudí desaparecido desde el 2 de octubre del 2018. / AP / Photo

A medida que pasan los días, las investigaciones turcas sobre la desaparición y posible asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi la semana pasada en Estambul arrojan más detalles de lo ocurrido. Este viernes, según ‘The Washington Post’Ankara ha informado a Washington de que Turquía dispone de pruebas audiovisuales del asesinato de Kashoggi.

Esas imágenes probarían como el periodista fue detenido dentro del consulado y descuartizado por un equipo de 15 ciudadanos saudís que llegaron el mismo martes pasado a Estambul. Se fueron pocas horas después. «La grabación de voz desde el interior de la embajada expone lo que le sucedió a Jamal después de su entrada. Se puede escuchar cómo fue interrogado, torturado y luego asesinado», ha dicho una fuente turca.

Las acusaciones contra el gobierno de Arabia Saudí se acumulan mientras que en la monarquía saudí reina el silencio. Riad asegura que Khashoggi salió por su propio pie del consulado pocos minutos después de entrar. Las pruebas fotográficas aportadas por Turquía lo desmienten.

Para Donald Trump, sin embargo, no es suficiente. «Primero quiero enterarme bien de lo que ha pasado. No nos gusta lo que oímos, pero si me preguntáis si deberíamos dejar que se dejen de invertir 110.000 millones de dólares en este país… Eso no sería aceptable para mi», ha dicho el presidente estadounidense. El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, ha dicho que, de momento, sigue teniendo la intención de participar en una cumbre económica en Riad a finales de mes, la conocida como ‘Davos del desierto’.

Deserciones

Hay gente, sin embargo, que ha cambiado de opinión. Es el caso de varios medios internacionales —The New York TimesThe Economist y Los Angeles Times entre otros—, o la multinacional Virgin Group, que han anunciado que no irán al encuentro. Otras grandes empresas, como Uber o Siemens, aseguran estar pensándoselo.

Pero el dinero, como siempre, acabará mandando: «Los inversores tienen demasiados intereses como para enfadarse con los saudís. Habrá cierta agitación durante unos días pero después las cosas volverán a su orden natural», ha dicho el analista francés a la agencia AFP Didier Billion.