Ir a contenido

maniobras de advertencia

La OTAN enseña músculo militar a las puertas de Rusia

Desplegará en Noruega cerca de 50.000 soldados, 10.000 vehículos, 130 aviones y 70 barcos en el mayor ejercicio militar desde la guerra fría

Silvia Martinez

Aviones de combate FA-18 Hornet del portaviones Theodore Roosevelt en el mar del Sur de China el pasado mes de abril.

Aviones de combate FA-18 Hornet del portaviones Theodore Roosevelt en el mar del Sur de China el pasado mes de abril. / AFP / TED ALJIBE

El mensaje no va dirigido a Moscú. “Es para cualquiera que pudiera llevar a cabo un acto agresivo que conduzca al artículo 5 de la Alianza Atlántica” sobre defensa colectiva, asegura el almirante estadounidense James Gordon Foggo. Pero el mayor ejercicio militar desde la guerra fría que desplegará la OTAN entre el 25 de octubre y el 7 de noviembre, denominado ‘Trident Juncture 2018’, se producirá a las puertas de Rusia y tendrá en Noruega su base de operaciones.

La ofensiva permitirá a los 29 países del bando aliado mostrar músculo militar al mundo por tierra, mar y aire y demostrar su disposición y preparación para defender cualquier territorio aliado de un ataque enemigo. El ejercicio contará con cerca de 50.000 soldados, 130 aviones, 70 barcos y más de 10.000 vehículos que protagonizarán maniobras terrestres y anfibias en dos fases. La primera, entre el 31 de octubre y el 3 de noviembre, tendrá como objetivo repeler una supuesta ofensiva lanzada por un enemigo imaginario desde el norte de Noruega con efectivos de este país nórdico, Canadá y Suecia. La segunda, del 4 al 7 de noviembre, será un contrataque desde el sur protagonizado por brigadas de Alemania, Italia y Reino Unido.

Los ejercicios terrestres tendrán lugar a 1.000 kilómetros de la frontera rusa mientras que las operaciones aéreas se acercarán hasta los 500 kilómetros y tendrán su zona de operación principalmente en el norte de Noruega y en Suecia. Aún así, “Rusia no tiene ninguna razón para inquietarse” ni ver las maniobras como “un ejercicio defensivo”, ha insistido el general noruego y comandante del cuartel general de Noruega, Rune Jakobsen, durante la rueda de prensa de presentación celebrada en el cuartel general de la Alianza en Bruselas. Es más, dos observadores rusos podrán asistir a las maniobras.

Ofensiva marítima

En cuanto a la ofensiva marítima tendrá su teatro principal de operaciones en el Mar de Noruega, cerca de la ciudad de Bergen y hacia la provincia de Nordland, y estará dividida en dos bandos que se enfrentarán en una hipotética guerra. Al norte, los medios aportados por Bélgica, Canadá, Holanda, Turquía, Estados Unidos y España. Al sur, dos grupos marítimos permanentes de la OTAN.

El objetivo de todo este ejercicio es entrenar y poner a prueba, en situación límite, las capacidades de la Alianza de defenderse colectivamente ante cualquier crisis y ataque de gran intensidad. Un test de realidad con el que medir el grado de interoperabilidad de los efectivos de la OTAN. Estados Unidos aportará al ejercicio el portaviones US Harry Truman, además de fuerzas anfibias, y 6.000 efectivos más, que se suman a los 12.000 ya anunciados por el Gobierno estadounidense. Los representantes de la Alianza también han confirmado el despliegue de Alemania de 6.000 soldados y más de 2.000 vehículos a los que se suman otro 1.600 soldados británicos.