Ir a contenido

CONMOCIÓN

Turquía sospecha que el periodista desaparecido fue asesinado en el consulado de Arabia Saudí

El saudí Jamal Jashoggi, colaborador del 'The Washington Post', está en paradero desconocido desde que entró en el edificio diplomático en Estambul

Adrià Rocha Cutiller

Un manifestante muestra la foto de Jamal Khashoggi en una protesta frente al consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Un manifestante muestra la foto de Jamal Khashoggi en una protesta frente al consulado de Arabia Saudí en Estambul. / REUTERS / Osman Orsal

Hay pocas hechos seguros en el caso: todo el mundo está de acuerdo en que Jamal Jashoggi, periodista saudí, exiliado en Estados Unidos, opositor al régimen de su país y colaborador de ‘The Washington Post’, entró el este martes por la puerta del consulado de Arabia Saudí en Estambul. Quería pedir unos papeles para poder casarse con su pareja turca. El trámite cuesta minutos.

A partir de aquí, la pista se pierde. Las pruebas desaparecen y las acusaciones empiezan. El Gobierno turco, durante esta semana, ha estado insistiendo que Jashoggi nunca salió del consulado. Que tienen imágenes del periodista entrando en el edifico, pero no saliendo.

Pero las autoridades turcan van más allá. El sábado por la noche, oficiales turcos aseguraron a la agencia Reuters que el periodista fue asesinado allí mismo y su cadáver trasladado a Riad. De hecho, según las fuentes turcas, el Gobierno saudí mandó a un grupo de 15 personas a Estambul para asesinar a Jashoggi.

«Lo confirmamos. La noticia de que Jamal Jashoggi fue asesinado es cierta —ha dicho un amigo del periodista a la prensa turca este domingo—. Una segunda información indica que fue asesinado de forma muy salvaje, pero no está del todo confirmada. Lo que sí está confirmado es que lo mataron». Turquía, en los próximos días, asegura que publicará pruebas de su asesinato.

Los saudís, en cambio, lo niegan todo. Dicen que Jashoggi abandonó su consulado el mismo martes, pocos minutos después de entrar. Pero no han aportado ninguna prueba: explican que el sistema de cámaras del consulado estaba apagado.

«Una fuente oficial del consulado general del Reino de Arabia Saudí en Estambul ha negado las informaciones difundidas por la agencia Reuters y atribuidas a fuentes turcas de que el ciudadano saudí Jamal Jashoggi fue asesinado en el consulado saudí en Estambul. El reino saudí se preocupa por la seguridad de sus ciudadanos, estén donde estén», ha dicho el Consulado saudí en Estambul este domingo, en un comunicado difundido en redes sociales.

Crítico con su gobierno

Crítico ferviente de la forma de gobernar del principe heredero saudí, Mohammed Bin Salman, Jamal Khashoggi abandonó su país y se instaló en Estados Unidos hace un año. Allí empezó a colaborar con ‘The Washington Post’, donde comentaba, a través de columnas de opinión, la política de su país, las purgas contra miembros de la familia real, la guerra en Yemen y las novedades en materia de derechos sociales como el permiso a los saudís de ir al cine o que las mujeres puedan conducir.

«A los Saudís se nos pide que abandonemos cualquier esperanza de tener algo de libertad política, que nos callemos ante las detenciones mientras esperan que aplaudamos las reformas sociales del príncipe heredero. Su mensaje es claro: ninguna voz independiente será permitida. ¿No hay otra forma? ¿De verdad tenemos que escoger entre cines y nuestros derechos como ciudadanos a expresar nuestra opinión?», se preguntaba el periodista en una columna en el periódico estadounidense.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.