Ir a contenido

TENSIONES INTERNACIONALES

Occidente denuncia ciberataques indiscriminados de Rusia

Holanda y Reino Unido acusan a Moscú del intento de pirateo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas

El Gobierno de Estados Unidos anuncia la expulsión de siete supuestos espías rusos por intentar socavar la lucha antidopaje

Silvia Martinez

Cumbre Iberoamericana en Guatemala

Cumbre Iberoamericana en Guatemala / EMMANUEL DUNAND (AFP)

Occidente eleva el tono contra Rusia a quien acusan de ser responsable de ciberataques indiscriminados. A las advertencias de los últimos días por la posible vulneración rusa del Tratado de Fuerzas Nucleares, se ha sumado un nuevo frente contra el Kremlin tras la confirmación de que Moscú, a través de sus servicios de inteligencia militar, estuvo detrás de una operación “hostil” contra las oficinas en La Haya de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW en sus siglas en inglés).

Según Holanda y Reino Unido, los servicios de inteligencia holandeses, en colaboración con los británicos, impidieron el 13 de abril un intento de pirateo de la red wifi de la OPCW, la agencia internacional que había confirmado el uso del agente nervioso Novichok en el asesinato del ex espía ruso Serguei Skripal y de su hija Yulia en Salisbury (Inglaterra). Cuatro presuntos agentes rusos, que habían aterrizado tres días antes en Amsterdam con pasaporte diplomático, fueron inmediatamente expulsados del país, según ha confirmado la ministra de defensa, Ank Bijleveld.

Los cuatro, ha precisado el director del contraespionaje holandés, Onno Eichelsheim, fueron descubiertos dentro de un coche aparcado cerca de la sede de la OPCW, provisto de una antena dirigida hacia el edificio, con aparatos digitales utilizados para interceptar claves de acceso, gran cantidad de dinero, teléfonos móviles que intentaron destruir cuando fueron interceptados y un recibo de taxi desde la sede de la GRU, el servicio de inteligencia militar ruso, y el aeropuerto de Moscú.

Advertencia de la OTAN

“Rusia debe detener su temerario patrón de comportamiento, incluido el uso de la fuerza contra sus vecinos, los intentos de interferencia en los procesos electorales y las campañas generalizadas de desinformación”, ha exigido este jueves el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, tras la reunión de ministros de defensa de la OTAN en la que Holanda y Reino Unido han informado sobre lo que el noruego ha definido como una “la ciberoperación hostil”  y un “intento flagrante” de socavar el derecho y las instituciones internacionales. “La operación fue llevada a cabo por el GRU, el servicio de inteligencia militar ruso, pero fue evitada por los servicios de inteligencia holandeses en colaboración con el Reino Unido”, ha explicado.

Stoltenberg ha confirmado que ha sido Londres quien ha identificado al GRU como origen de distintos ciberataques alrededor del mundo –desde el ‘hackeo’ a la Agencia Antidopage Mundial en 2017 hasta el robo de correos electrónicos de una televisión británica- algo que Moscú ha negado a través de la portavoz del ministerio de exteriores, María Zakharova. “Lo mezclan todo en una botella que podría ser una botella de perfume de Nina Ricci: GRU, ciberespías, hackers del Kremlin…”, según informa la agencia de noticias Interfax.

Más expulsiones en EEUU

“Pese a las negativas del Kremlin, la comunidad internacional ve claramente la realidad”, ha respondido el secretario de estado de defensa estadounidense, James Mattis, que ha ofrecido a los aliados sus capacidades en ciberdefensa. “He visto pruebas suficientes como para decir que los holandeses y los británicos son cien por cien precisos en a quien atribuyen esto”, ha añadido cerrando filas con el bando a. Estados Unidos ha anunciado también este jueves la expulsión de otros siete supuestos miembros del GRU por piratear empresas dedicadas al control del dopaje para “distraer la atención de del programa de dopaje patrocinado por el Estado de Rusia”, ha acusado el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions.

Casos todos que acrecientan la preocupación de las instituciones internacionales, tal y como ha denunciado la Unión Europea. “Este agresivo acto demuestra desprecio con el objetivo solemne del OPCW que trabaja para erradicar las armas en todo el mundo bajo el mandato de Naciones Unidas”, han criticado los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, sobre “ciberataques indistriminados” destinados a las instituciones y la legislación internacional.

Temas: OTAN Rusia