Ir a contenido

POLÉMICA EN ITALIA

Arrestado el alcalde italiano símbolo de la acogida de refugiados

Salvini, partidario de la línea dura contra la inmigración, jalea la medida

Colau pide una "reacción" de las ciudades euoropeas

IRENE SAVIO

El alcalde de Lucano, Domenico Lucano, con una niña originaria de Etiopía.

El alcalde de Lucano, Domenico Lucano, con una niña originaria de Etiopía. / MARIO LAPORTA (AFP)

Domenico Lucano, el alcalde de Riace, convirtió a su pequeña ciudad en el símbolo mundial de la acogida la acogida de inmigrantes y refugiados. Una realidad compleja que, ahora, en Italia es tema de polarización social y que, este martes, ha llevado al primer edil, de 60 años,  a una situación de arresto domiciliario bajo la acusación de favorecer la inmigración irregular. Matteo Salvini, vicepresidente y ministro del Interior italiano, lo ha festejado. "Quién sabe qué dirán ahora todos esos bienpensantes que quieren llenar a Italia de inmigrantes", ha comentado Salvini, cuyo ministerio bloqueó en los pasados meses las ayudas económicas para inmigrantes que Riace, un pueblo incrustado en una tierra (Calabria) golpeada por la mafia, recibía.

De acuerdo con una larga y detallada nota de la Guardia de Finanzas italiana, que ejecutó la medida por orden de la Fiscalía de Locri, Lucano habría organizado "matrimonios de conveniencia entre ciudadanos de Riace y mujeres extranjeras", para que estas últimas lograsen el permiso necesario para residir en el país. Un delito por el cual, de acuerdo con la ley Bossi-Fini del 2002, la pena es de hasta cinco años de reclusión y 15.000 euros de multa. 
La misma acusación ha recaído sobre la compañera sentimental de Lucano, Tesfahun Lemlem, a quien también se le ha comunicado la prohibición de residencia en Italia.

Una gestión "desordenada"

La fiscalía informó de que las medidas se emitieron tras una investigación sobre la "gestión de lo fondos del Ministerio del interior y de la Delegación de Gobierno de Reggio Calabria al Ayuntamiento de Riace para la acogida de refugiados y solicitantes de asilo político". Pero especifica que aunque la gestión de fondos puede ser considerada "desordenada" no se han cometido ilegalidades ni malversación. 

"He llorado", ha dicho el vicealcalde de Riace, Giuseppe Gervasi. "Este Gobierno, a través de una investigación judicial, de la que Mimmo (Domenico) sabrá defenderse completamente, ha realizado su primer paso para la transformación de Italia en un Estado autoritario", afirmó  el el escritor Roberto Saviano, autor de 'Gomorra'.

Saviano,  al igual que el papa Francisco y el cineasta Wim Wenders —que incluso en el 2010 le dedicó un documental (Il Volo) al renacer de  Riace—, han halagado y defendido, en los últimos años, a este alcalde que ha sido considerado una de las 40 líderes mundiales más influyentes, según la revista 'Fortune'. Por el contrario, Salvini dijo de él que era un "cero".

Recortes en la acogida

En junio de este año, Salvini anunció recortes en el sistema de acogida italiano, incluyendo el llamado Programa Nacional de Asilo (SPRAR), uno de los proyectos de integración más exitosos que ha tenido Italia. Un golpe directo a Lucano quien, gracias a sus iniciativas, le consiguió dar una vida a Riace, un pueblo, como tantos del sur de Italia, que sufre de la galopante despoblación de jóvenes en búsqueda de un futuro mejor en otros lares.  

La historia de Riace, y de cómo pasó a tener 2.500 habitantes, de los que un tercio son inmigrantes, dio la vuelta al mundo. Aunque muchos de los inmigrantes que pasaron por allí, siguieron su rumbo hacia otros lugarees, otros tantos se quedaron y las casas abandonadas fueron restauradas con fondos europeos para crear viviendas, se crearon talleres artesanales y se abrieron nuevos restaurantes. De nuevo el pueblo tuvo una guardería y un colegio donde se imparten varios idiomas.  

El episodio de Riace ha encendido las alarmas en el mundo de la cooperación. "Mimmo Lucano ha llevado adelante un proyecto de acogida que tuvo importantes reconocimientos internacionales", ha recordado la expresidenta del Congreso italiano y antigua portavoz de ACNUR, Laura Boldrini. “Se trata de un nuevo ataque contra los que se ocupan de acogida”, afirmó la asociación Progetto Diritti, al añadir su adhesión a una protesta que se llevará a cabo el próximo sábado.

Una primera manifestación ha tenido lugar este mismo martes.  Fiom, el mayor sindicato metalúrgico de Italia, llamó a una movilización nacional.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que el pasado verano visitó Riace y destacó su "ejemplo de buen política en la acogida" de refugiados e inmigrantes, pidió este martes una "reacción" de las ciudades europeas ante el arresto de Lucano. "La Italia de Matteo Salvini persigue y detiene a Mimmo Lucano....¡Las ciudades europeas debemos reaccionar! ¡BCN con Riace!, escribió Colau en Twitter. 

En la misma línea se expresó también la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien subrayó que "no se entiende que quien pone su solidaridad sea perseguido". "Madrid estará siempre con los derechos humanos y las ciudades que como Riace, acogen y abrazan", escribió Carmena en la misma red social.