Ir a contenido

Cumbre mundial

La Policía de Nueva York refuerza la seguridad en la ONU previniendo un ataque químico

Están preparados para cualquier tipo de atentados, incluso si se presenta uno con drones como ocurrió en Venezuela con Nicolás Maduro

El Periódico

United Nations headquarters building, designed by Brazilian architect Oscar Niemeyer, in New York. (AP Photo/Osamu Honda, File)

United Nations headquarters building, designed by Brazilian architect Oscar Niemeyer, in New York. (AP Photo/Osamu Honda, File) / AP

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) ha redoblado sus protocolos para garantizar la seguridad de todos los participantes en la Asamblea General de la ONU e incluso, están preparados para un eventual ataque químico, así como para cualquier elemento innovador con el que se pretenda perpetrar un atentado en contra de los participantes de esta cumbre mudial.

En sus entrenamientos, han tomado el caso del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal, ocurrido en el Reino Unido, para tener toda una ruta estratégica y reaccionar de manera inmediata y precisa.

"Hemos comparado notas con nuestros colegas del Reino Unido y hemos llevado a cabo dos ejercicios simulados y un complejo simulacro de campo para volver a familiarizarnos con nuestra respuesta", explicó el responsable de Antiterrorismo e Inteligencia del NYPD, John Miller, en una conferencia de prensa.

Se protegen hasta de los drones

Según Miller, tras el caso Skripal, se ha reforzado la atención ante un posible ataque químico o biológico durante las reuniones en Naciones Unidas. Además, el NYPD ha trabajado con el FBI en listas de potenciales víctimas, explicó.

Como todos los años, la policía neoyorquina ha preparado un enorme despliegue de seguridad con motivo de la presencia en la ciudad de decenas de jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo.

Los responsables policiales aseguraron que tienen en cuenta los ataques sufridos por algunos de esos líderes en sus países, por ejemplo el atentado perpetrado con drones contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Blancos de Al Qaeda y el EI

Los agentes protegerán directamente a más de 200 dirigentes y varias calles en las inmediaciones de la sede de la ONU permanecerán totalmente cortadas durante varios días.

Según el jefe del Departamento, James O'Neill, por ahora no hay ninguna amenaza terrorista específica, pero la ciudad sigue siendo un "objetivo" de grupos como el Estado Islámico (EI) y Al Qaeda, que animan recurrentemente a sus seguidores a lanzar ataques en la Gran Manzana.

Además, el NYPD prestará especial atención a las casi 70 protestas convocadas en la ciudad para esos días, incluidas varias contra el presidente estadounidense, Donald Trump.