Ir a contenido

EN PERÚ

Lenin contra Hitler: la batalla por una alcaldía

La rivalidad entre dos políticos peruanos llama la atención de medios de todo el mundo por las connotaciones históricas de sus nombres

Luis Benavides

Una de las pinturas a favor de Hitler Alba Sánchez

Una de las pinturas a favor de Hitler Alba Sánchez / YOUTUBE

Parece una distopía, pero está pasando en Perú. Lenin y Hitler compiten en el 2018 por la alcaldía de Yungar, una población con poco más de 3.000 habitantes en la región andina de Áncash. Obviamente, Lenin no es el revolucionario y pensador ruso y Hitler no es el austríaco ideólogo del nazismo. Ambos fallecieron a principios y mediados del siglo XX respectivamente.

Los protagonistas de esta curiosa batalla por una alcaldía, que ha llamado la atención de medios de todo el mundo por las connotaciones históricas de los nombres, son Lenin Vladimir Rodríguez y Hitler Alba Sánchez. El segundo ya fue alcalde de Yungar del 2011 al 2014, pero el primero ha intentado impugnar sin éxito su lista electoral por unos presuntos “fallos formales”. 

Ambos políticos no se conocen personalmente, según los medios locales. Alba Sánchez considera que Vladimir Rodríguez busca la confrontación con él para darse repercusión aprovechando lo curioso de sus nombres. “Nunca nos hemos conocido, pero posiblemente debe estar relacionado con la oposición”, apunta Alba Sánchez en declaraciones a 'RPP Noticias'.

‘Hitler bueno’

“En los años ochenta se puso de moda poner nombres extranjeros”, recuerda Alba Sánchez, quien disculpa a su padre por desconocer la historia del llamado ‘Führer’, responsable de la muerte de millones de personas en las cámaras de gas de los campos de exterminio.

Hitler sabe que juega con desventaja, sabe que su nombre no despierta precisamente simpatías. En su pueblo la gente los conoce y su nombre es solo una anécdota. “Soy Hitler el bueno. Yo aquí soy Hitler el bueno, toda la población me conoce, y conoce mi trayectoria personal y política”, puntualiza Alba Sánchez, quien intentó cambiar su nombre cuando fue consciente del peso histórico de su nombre. “Cuando estudié historia quise cambiarme el nombre, pero ya la gente, los amigos, me conocían como Hitler”, ha añadido el candidato.

Temas: Perú