Ir a contenido

MEDIDAS SOCIALES EN FRANCIA

Macron reequilibra su política con un plan de lucha contra la pobreza

El presidente francés anuncia un presupuesto de 8.000 millones para prevenir la precariedad juvenil y facilitar la reinserción laboral

Eva Cantón

El presidente francés, Emmanuel Macron. 

El presidente francés, Emmanuel Macron.  / MICHEL EULER (EFE)

Emmanuel Macron cambia el tono, pero no el fondo de su filosofía política. El presidente francés ha presentado este jueves en el Museo del Hombre de París un esperado plan de lucha contra la pobreza -dotado con 8.000 millones de euros- orientado a prevenir la precariedad de los más jóvenes y a reinsertar a quienes llevan demasiado tiempo alejados del mercado laboral. "Hacer más para los que tienen menos", decía el eslogan de la tribuna.

Entre sus principales medidas figura la de crear en el 2020 un Ingreso Universal de Actividad que fusionará muchas de las múltiples prestaciones sociales actuales y que se otorgará siempre y cuando el beneficiario de las ayudas acepte un empleo "decente".

Para atajar la reproducción de las desigualdades, parte del programa se centra en la infancia. Habrá más ayudas para guarderías, desayunos gratis en los colegios de zonas desfavorecidas y comidas a un euro para hijos de familias con pocos recursos en los comedores escolares. También será obligatoria la formación de los jóvenes hasta los 18 años para impedir que el fracaso escolar les condene a la exclusión.

Aunque es difícil que pueda librarse de la etiqueta de presidente de los ricos, Macron ha intentado mostrar cierta empatía con los más desfavorecidos. Ha evitado palabras hirientes, como cuando hace tres meses dijo que las ayudas sociales le cuestan al Estado "una pasta de locos", y ha corregido su ya famosa metáfora alpina con la que se refiere a los triunfadores como "los primeros de la cordada".

Refundar el Estado del bienestar

"Hay que decirles a los primeros que no se olviden de los últimos", ha subrayado. El presidente no quiere que los pobres "vivan mejor" sino que dejen de ser pobres, salgan de una espiral de dependencia y recuperen su dignidad. La lucha contra la pobreza, ha dicho, es el elemento "central" del Estado del bienestar del siglo XXI que Macron se ha propuesto "refundar" para responder a los nuevos desafíos.

En la cabeza de Macron, el plan presentado este jueves es el primer peldaño hacia un nuevo modelo social. Es también el pistoletazo de salida de las reformas sociales que el Gobierno acometerá en esta segunda fase del mandato, como la prestación por desempleo, las jubilaciones o las ayudas a la dependencia.

De los 67 millones de habitantes que tiene Francia 8,8 son pobres, es decir, viven con menos de 1026 euros al mes, según los datos del Instituto nacional de estadística y estudios económicos (Insee) relativos al 2016. La tasa de pobreza en Francia es una de las más bajas de la Unión Europa: el 14% frente al 16% de Alemania o el 22% de España, según Eurostat.

0 Comentarios
cargando