Ir a contenido

Potencial nuclear

Aviones militares de los EEUU interceptan cazabombarderos rusos cerca de Alaska

Esta es la segunda ocasión en este mes que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos intercepta en esta zona aviones rusos

El Periódico

Los nuevos cazas J-20 de China.

Los nuevos cazas J-20 de China. / AP

La Fuerza Aérea de EEUU identificó e interceptó cerca de Alaska dos cazabombarderos rusos con capacidad nuclear, que iban escoltados por dos aviones de combate, informó este martes el Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (NORAD, por sus siglas en inglés).

El NORAD indicó que los cazas y aviones de combate rusos fueron interceptados "al oeste de Alaska continental por la fuerza aérea estadounidense a las 22.00 hora de la costa Este de EE.UU. (02.00 GMT del miércoles)”, pero no dio una ubicación más precisa ni más detalles de esta operación militar.

Pero a pesar de este anuncio, la misma fuente afirmó que “la aviación rusa nunca ingresó en el espacio aéreo de Estados Unidos o de Canadá”. Es la segunda vez en este mes que un par de cazabombarderos rusos vuelan cerca del territorio de Alaska.

El pasado 7 de septiembre, el Ministerio de Defensa ruso explicó que "los portadores de misiles estratégicos Tu-95MS de las Fuerzas Aeroespaciales rusas realizaron vuelos programados sobre aguas neutrales del océano Ártico y los mares de Bering y Ojotsk. En determinadas etapas los aviones fueron escoltados por dos cazas F-22 de la Fuerza Aérea de EE.UU”.

Exhiben poderío ruso

El ejército ruso lanzó recientemente su mayor ejercicio militar desde 1981: unas maniobras denominadas "Vostok-2018". Precisamente hoy protagonizó una nueva jornada de las maniobras en la región de Buriatia, donde se ubica el lago Baikal, en el corazón de Siberia.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, en las maniobras participan cerca de 300.000 militares, más de un millar de aeronaves, entre aviones, helicópteros y drones, decenas de buques y hasta 36.000 carros de combate y otros vehículos blindados.

Las maniobras "Vostok-2018", que se prolongarán hasta el lunes de la próxima semana, son las mayores no solo de la historia postsoviética de Rusia, sino desde la Guerra Fría, ya que no se realizaban ejercicios castrenses de semejante envergadura desde 1981.

Esta exhibición de fuerza coincide con las crecientes tensiones entre Rusia y Occidente, cuyas relaciones pasan por su peor momento en décadas.

Temas: Rusia