Ir a contenido

Crisis en Venezuela

Nicolás Maduro asegura que hay una campaña mundial en su contra para derrocarlo

El mandatario venezolano dice que son "invencibles" y que sus detractores buscan justificar un golpe de Estado

El Periódico

El presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro. / REUTERS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, mantiene su postura defensiva con respecto a las acusaciones de que su país enfrenta una crisis humanitaria y económica que ha obligado a sus ciudadanos abandonar sus lugares de origen, pero reiteró que existe una campaña mundial en su contra y que busca justificar un golpe de Estado para sacarlo del poder.

"Esta campaña internacional, mundial, de difamación, además, ha querido justificar que en Venezuela se dé un evento extraordinario fuera de la Constitución, un golpe de Estado", dijo Maduro al término de una reunión con los nuevos embajadores en Caracas de Alemania, India y Catar.

La supuesta campaña fue la que alentó también el atentado en su contra que sufrió el pasado 4 de agosto, cuando dos drones explotaron cerca de una tarima en la que el líder chavista encabezaba un acto público con militares.

"Hemos pasado todas las pruebas y hemos demostrado que somos invencibles, invulnerables" y negó una vez más, que en “Venezuela haya una crisis humanitaria”, pero sí admitió "dificultades" que “su Gobierno ha enfrentado”.

Llegan sudamericanos a Venezuela

En este sentido, desestimó otra vez que haya un éxodo masivo de venezolanos debido a la crisis económica, al asegurar que su país es receptor de migrantes, hasta el punto de que casi el 30 % de su población es foránea o con alguna ascendencia extranjera.

Según dijo, el país petrolero acoge a 5,6 millones de ciudadanos colombianos, 500.000 peruanos, 500.000 ecuatorianos, 400.000 portugueses, 200.000 italianos, 250.000 españoles, 500.000 chinos y cerca de 1 millón de personas provenientes del "mundo árabe".

"Venezuela sabe lo que es migración porque la recibe (...) ahora que un grupo de venezolanos en los últimos dos años de guerra económica haya decidido vender sus propiedades en Venezuela e irse con billetes en los bolsillos a otros países del continente a probar suerte, está bien", dijo.

Sin embrago, según datos facilitados por Naciones Unidas, un total de 2,3 millones de venezolanos han huido del país desde 2014, dirigiéndose principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. La mayor parte de los emigrados,  citan la falta de alimentos como la principal razón de su marcha.

Maduro aseguró que mantendrá un puente aéreo "durante varios meses" para facilitar el retorno a todos los venezolanos "que se quieran venir a trabajar en su amada patria".

0 Comentarios
cargando