Ir a contenido

Crisis económica

La hiperinflación de Venezuela cerrará este año en 1.000.000 %

El paquete de medidas lanzadas por el chavismo está agudizando la crisis económica y social

El Periódico

Una seguidora de Maduro muestra la nueva moneda venezolana.

Una seguidora de Maduro muestra la nueva moneda venezolana. / AP / ARIANA CUBILLOS

El presidente Nicolás Maduro parece estar viviendo en una realidad paralela.  Y es que el mandatario señala que Venezuela no está pasando por una crisis económica y que las imágenes de sus connacionales agrupados por miles en las zonas fronterizas de Colombia, Ecuador, Perú o Brasil, huyendo del hambre, son falsas.

Pero la realidad, la que el mundo conoce, es otra y preocupa. Según la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de ese país, la hiperinflación, donde los precios suben un 4 % cada día, "se disparó" después del paquete de medidas lanzadas por el chavismo.

Según el diputado opositor Rafael Guzmán, la inflación alcanzó el pasado agosto los 223,1 puntos, mientras que la cifra diaria fue de 4 %, un dato, el último, que supera al de muchos países de la región durante todo un año.

Con estos números, la inflación acumulada este año -de enero a agosto- se ubicó en 34.680,7 % y la anualizada de los últimos doce meses en 200.005 %.

FMI estima dramático cierre fiscal

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la inflación venezolana cerrará este año en 1.000.000 %.

Guzmán, presidente de la comisión de Finanzas de la AN, ofreció estos datos durante una sesión en la que participó un número reducido de legisladores por encontrarse la Cámara en período de receso.

"Esta es tu obra, Nicolás. Este es tu desastre", dijo el legislador en alusión a Maduro y a su plan de "recuperación económica", puesto en marcha el mes pasado, y que contempla congelación de precios y un considerable aumento del salario mínimo.

Además, como parte de este programa, el Gobierno ordenó una reconversión monetaria que le quitó cinco ceros a la moneda y una reforma tributaria, al tiempo que planea un incremento del precio de los combustibles para evitar el contrabando de extracción, principalmente hacia Colombia, y que según Maduro cuesta al país 10.000 millones de dólares cada año.

El Parlamento venezolano, que informa de las cifras de la inflación desde enero de 2017 debido a que el Banco Central lleva más de dos años sin ofrecer estos datos, ha considerado estas medidas como un "paquetazo" económico que "disparó la hiperinflación", en la que se encuentra el país desde octubre del año pasado.

"Estas no son medidas económicas, son medidas políticas (...), tiene que darse un cambio político para que nosotros podamos implementar medidas que le permitan a los venezolanos lo que tanto ansían: comer bien, vivir bien y dormir tranquilos", añadió Guzmán.

Datos de la reconversión

Guzmán también pidió que se revelen los datos sobre la reconversión monetaria, que implicó la emisión de una nueva familia de billetes, y que se explique cuántas piezas recibieron los bancos, al recordar que las instituciones financieras fueron incapaces de entregar efectivo a los pensionados a inicios de semana.

"El gobierno tiene que salir y decir cuántas piezas entregó de dinero a cada banco y dónde está repartido, pero este es un gobierno en el que no precisamente priva la transparencia, priva la opacidad, nadie sabe cuántas piezas de dinero se entregaron a los bancos", dijo.

Maduro, por su parte, manifestó el miércoles sentirse optimista con las medidas, y aseguró que en el mediano plazo el país irá "logrando los equilibrios" económicos.

En tal sentido, señaló que el programa está "bien pensado" y expresa "la madurez de la política económica" del chavismo gobernante, que rige el país desde 1999.

El plan "ha demostrado ser un programa pertinente", añadió Maduro, pese a que la agencia Efe ha podido constatar que los productos cuyos precios fueron regulados desaparecieron de los anaqueles, y a que la inflación se mantiene galopante y se ha incrementado desde las medidas, según el Parlamento.

El parlamentario Francisco Sucre pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA), que se reúne para idear estrategias y hacer frente a la masiva inmigración de ciudadanos del país petrolero, que declare una "crisis de refugiados" venezolanos en la región.

"Hemos enviado una comunicación (...) solicitándole a los países miembros del Consejo Permanente que declaren la crisis de refugiados en Venezuela, y que se tipifique a nuestros migrantes como refugiados", dijo Sucre a periodistas antes de la instalación de la sesión.

Con todo, fuentes diplomáticas dijeron a Efe que la reunión extraordinaria en el seno de la OEA, que convocó su secretario general, Luis Almagro, tendrá un carácter deliberativo y no está previsto que se presente ninguna propuesta de resolución sobre la nación caribeña.

0 Comentarios
cargando