Ir a contenido

Crisis de derechos humanos

EEUU exige la liberación de los dos periodistas condenados en Birmania

Para la representante de Estados Unidos en la ONU, esto es una "terrible mancha" para el Gobierno birmano

El Periódico

RANGUN  BIRMANIA  Los reporteros birmanos de la agencia Reuters Wa Lone  i  y Kyaw Soe Oo posan antes de abandonar el tribunal del distrito de Insein luego que la Justicia birmana los condenó a siete anos de prision acusados de vulnerar la Ley de Secretos Oficiales.

RANGUN  BIRMANIA  Los reporteros birmanos de la agencia Reuters Wa Lone  i  y Kyaw Soe Oo posan antes de abandonar el tribunal del distrito de Insein luego que la Justicia birmana los condenó a siete anos de prision acusados de vulnerar la Ley de Secretos Oficiales. / LYNN BO BO (EFE)

Luego de que un juez birmano condenó a siete años de prisión a dos periodistas de la agencia Reuters, por supuestamente vulnerar los secretos oficiales mientras investigaban una matanza de rohinyás y que este caso destapó la crisis humanitaria y de derechos humanos que viven los ciudadanos de Birmania, el gobierno de los Estados Unidos levantó la voz para reclamar sobre este hecho.

La embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, aseguró que la condena de dos periodistas en Birmania es "otra terrible mancha" del Gobierno de ese país, cuyo ejército ha llevado a cabo "enormes atrocidades".

"Está claro para todos que el ejército birmano ha cometido enormes atrocidades. En un país libre, es deber de una prensa responsable mantener a la gente informada y hacer que los líderes rindan cuentas”, dijo la representante diplomática, por lo que agregó que su gobierno seguirá “pidiendo su liberación inmediata e incondicional", dijo Haley en un comunicado.

Crisis humanitaria en Birmania

Los reporteros condenados investigaban el asesinato de una decena de rohinyás descubiertos en una fosa común en la aldea Inn Din en el estado Rakáin (oeste), una masacre por la que siete soldados birmanos fueron más tarde condenados a diez años de prisión.

El suceso de Inn Din está relacionado con la campaña de castigo que inició el Ejército birmano tras el ataque del grupo insurgente Ejército Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) contra varios puestos policiales, ocurrido el 25 de agosto de 2017.

El fallo ha sido emitido una semana después de que expertos de la ONU publicaran un informe en el que señalaban que hay elementos de "genocidio intencional" en la actuación del Ejército birmano contra lo minoría étnica.

0 Comentarios
cargando